fbpx
InicioProtagonistasRaúl Escudero: «Los profesionales de la AEC siempre hemos aprovechado las ventajas...

Raúl Escudero: «Los profesionales de la AEC siempre hemos aprovechado las ventajas que ha ido ofreciendo la tecnología»

Raúl Escudero es un arquitecto especializado en inteligencia artificial (IA), con más de 16 años de experiencia en el diseño de espacios corporativos y educativos para empresas de renombre como Sanitas, L´Òreal, Banca March,Unicef, Roche Farma, Hewlett Packard o Microsoft. Graduado por la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid UPM, ha liderado proyectos pioneros en España y Latinoamérica, y es consultor para METAVARCH y FMHOUSE, empresas dedicadas al diseño y al Real Estate. 

También imparte clases y dirige programas académicos en escuelas de todo el mundo como Istituto Europeo di Design, Univ Politécnica de Madrid, DMAD o la Univ. Europea de Madrid. 

Además de ser un defensor de la integración de la IA en la arquitectura, ayuda con sus trabajos de consultoría personalizada a colegas y empresas a adoptar estas tecnologías para mejorar la visualización, personalización y eficiencia en sus proyectos.

Imagen de espacio arquitectónico creada por IA.
Todas las imágenes de este articulo han sido creadas en los Workshops que imparte el Raúl Escudero con alumnos suyos guiando programas de Diseño de IA.

Raúl, como arquitecto especializado en IA y metaverso, ¿cómo has visto la evolución de estas tecnologías en el campo de la arquitectura?

La Inteligencia Artificial (IA) está creciendo a pasos agigantados, las compañías tecnológicas están invirtiendo ingentes cantidades en este ámbito, de modo que no hay faceta de la sociedad y la cultura que quede fuera. Tanto la creatividad, el diseño y la formalización de espacios, aspectos claves de la Arquitectura, se ven afectados por esta revolución.

En algunas ocasiones has mencionado que formar a colegas en el uso de IA y metaverso es crucial para eliminar ciertos temores y familiarizarlos con nuevas herramientas. ¿Cómo ha sido este proceso de “evangelización”?

Los profesionales de la AEC siempre hemos aprovechado las ventajas que ha ido ofreciendo la tecnología para mejorar nuestro trabajo: automatizaciones, dispositivos técnicos, software como Autocad / REVIT… Y estoy convencido que ahora también adoptaremos la IA y la Realidad Virtual VR para mejorar nuestros proyectos. Si bien es verdad que esta irrupción está siendo más inmediata y desorganizada, lo que hace necesarios procesos de entendimiento y reflexión que eviten el caos: tenemos que asimilar cómo y dónde están los beneficios y riesgos que están surgiendo.

«Si no aprovechas tú las ventajas de Ia lA, lo hará tu competencia»

En tu opinión, ¿qué importancia tiene para los arquitectos actuales y futuros entender y dominar las tecnologías del metaverso y la IA? ¿Aquellos que no aspiren a entender estos entornos podrían quedar obsoletos?.

Cuando doy conferencias o cursos a estudiantes de Arquitectura jóvenes, en su cara veo curiosidad e ilusión. Pero cuando expongo delante de arquitectos experimentados de generaciones similares a la mía, lo que percibo es asombro e incluso estupor. Ponerse de perfil ante esta realidad tecnológica no traerá nada bueno. Si no aprovechas tú estas ventajas de Ia lA, lo hará tu competencia.

Tecno architecture IA

Cuando diriges cursos como el de ‘VR Project Metaverso & IA para Diseñadores’, ¿cuáles son los objetivos principales y qué habilidades esperas que adquieran los estudiantes? En otras palabras, ¿qué necesitan aprender los estudiantes de hoy en día para enfrentarse a la nueva tecnología y su uso?

Hablando el otro día con un colega descubrimos que hay que diferenciar entre AI Art, enfocado en la creatividad, y AI Design, orientado a la optimización de distribuciones en planta. Los estudiantes de hoy van a descubrir distintas app de AI Art como Midjourney o Stable Diffusion; y para AI Design otras como Architechtures o Finch3D. Y el modo de adaptarlas a su ritmo cotidiano de aprendizaje y diseño va a ser muy fácil.

Consideras que los nuevos softwares permiten a los arquitectos vender su arquitectura en el metaverso tras unas pocas sesiones de aprendizaje. ¿Podrías explicar las ventajas de programas como Unreal y Unity en comparación con herramientas más tradicionales como Blender o SketchUp en el proceso de diseño arquitectónico?

Tanto Unreal como Unity son estándares que aparecen nuevos para poder “subir” a la realidad virtual /metaverso los diseños 3D que llevamos haciendo años. Es más, desde Blender o SketchUp se ofrecen toolkit para crear también estructuras tridimensionales aptas para el metaverso. 

«La IA es una herramienta más, no reemplaza la intuición ni el juicio crítico del arquitecto»

Tan importante es diseñar una casa o edificio de viviendas, como venderla. Hay ciertas empresas, de momento pocas, que ya venden pisos en el metaverso. ¿Qué grado de implementación del metaverso has observado en la industria inmobiliaria y de la construcción?

El sector de bienes raíces (Real Estate) suele ser reacio a las grandes novedades que pueden distorsionar el valor del “ladrillo”, por lo que es una industria que necesita ver resultados más evolucionados. No obstante, pequeñas propotech como Realitrix, Habiteo o Tiko están ofreciendo inmuebles en realidad virtual y realidad mixta de un modo muy intuitivo, sencillo y novedoso para clientes particulares. Eso hace que los departamentos de innovación de grandes inmobiliarias como Aedas Metrovacesa o Gilmar estén adaptando ya esta tecnología para vender sus viviendas. Mis socios en Isostopy llevan meses aplicando esta nueva programación y software a estas empresas que no quieren ver cómo las “proptech” se hacen con parte de su mercado

Has descrito la IA como un «copiloto» que facilita el trabajo y libera al arquitecto de tareas menos creativas. Por lo que tú has podido observar, ¿cómo está cambiando la IA el proceso de diseño arquitectónico, especialmente en términos de personalización y generación de contenido?

Estas tecnologías actúan como extensiones avanzadas de herramientas preexistentes como AutoCAD y Revit. VT LAB, una joven empresa española, integra a la perfección estos programas con la realidad virtual en los edificios. Pensemos que la IA es una herramienta más, no reemplaza la intuición ni el juicio crítico del arquitecto, sino que se posiciona como un “lápiz evolucionado”, requiriendo aún de la guía humana para alcanzar su potencial completo. 

Espacio en Ibiza con IA

¿Crees que la IA, junto con las gafas de realidad inmersiva, puede evitar la necesidad de visitas in situ y así permitir ahorrar tiempo y recursos?. ¿En qué circunstancias se daría esta situación? 

Aquí entran en juego los nuevos dispositivos de realidad aumentada y mixta (smartglasses). La irrupción en el mercado de un actor tan potente como Apple con sus gafas Vision Pro hace que todo el ecosistema acelere en este campo. El propio META se ha aliado con Ray Ban y ha creado un modelo Wayfarer elegante y ligero como siempre, pero con IA que te describe lo que ve y contesta lo que le preguntas. 

Más allá de “entrar” dentro de un edificio que no existe (cosa que ya se hacía antes) ahora se puede visitar físicamente uno a medio construir o un solar y ver o escuchar con unas gafas asequibles cómo va a ser el futuro espacio donde vas a vivir. Google con su reciente presentación de Project Astra va en la misma dirección

Hay algo que a muchos arquitectos se les hace algo pesado, así que hay que hacer la pregunta: ¿Qué ventajas ves en el uso de IA para la asistencia en tareas como la elaboración de memorias y pliegos, frente a los métodos tradicionales? 

Cuando voy a estudios de Arquitectura consolidados y de prestigio a realizarles una consultoría para aprovechar las ventajas de la IA muchas veces me dicen: “Raul, yo lo que no quiero hacer más son memorias ni pliegos, y utilizar mi tiempo para crear o investigar o ir a ver a mis clientes”. Así que es un punto que estamos analizando, que la IA ayude en tareas rutinarias. Ya existen algunos programas como Alice, Homik o Acca que ayudan en algo tan tedioso como la elaboración y comparación de presupuestos. Para las memorias y pliegos estamos investigando a través de IA generalistas como Gemini y Open AI, que entienden y comparan el lenguaje humano y técnico con mucha precisión. 

«¿Qué ocurre si la IA se basa en un edificio existente famoso o con autoría reconocida?»

Junto con la IA vienen varios debates, como la autoría del proyecto y los derechos de un trabajo realizado con software de Inteligencia Artificial. Con la reciente regulación de la IA por parte de la Unión Europea, ¿qué impacto esperas que tenga esta normativa en la práctica arquitectónica y en el uso de tecnologías emergentes?

Está aprobada y aún sin desarrollar, pero con mi socio, el abogado de Ontier Gonzalo Navarro, intentamos exponer algunos puntos sensibles como si han de pagar impuestos los asistentes de IA generativa, como si de “delineantes del s.XXI” se tratase. 

Aquí se puede abrir el debate social sobre los puestos de trabajo que podrían eliminarse al realizar en menos tiempo estas labores cotidianas. Otro tema muy sensible: si el diseño te lo genera, aunque sea en parte, un programa que ha nacido o tiene su base en California, ¿podrían los desarrolladores de allí pedir un porcentaje de los honorarios nuestros del proyecto? ¿Y qué ocurre si la IA se basa en un edificio existente famoso o con autoría reconocida?.

Son preguntas que efectivamente van a surgir, aunque la respuesta a esta última es que entre el homenaje, la inspiración y la copia los límites siempre han sido muy difusos. Incluso con la Inteligencia Natural de toda la vida de los Arquitectos.

¿Podrías compartir tu perspectiva sobre los riesgos y peligros que los arquitectos deben considerar al integrar tecnologías como la IA y el metaverso en sus proyectos? Ya que en tus cursos se analizan estos aspectos para preparar a los arquitectos a enfrentarlos de manera informada y reflexiva.

Creo que primero aparecerá un tipo de profesional, que ya se está denominando “prompt architect” desde las empresas de head hunter y que es capaz de entender el lenguaje de la máquina y conversar con ella para ir perfilando los diseños que vaya haciendo. Es como tener a alguien con un lápiz evolucionado. 

Más tarde aparecerá el perfil ASIA  “Artificial SuperInteligence Artificial Architect”. Será tras un proceso de transición de algunos años, en el que los diseñadores tendremos que ajustar los inputs para que la IA haga el proyecto que realmente quiere el cliente. En este caso, actuaremos como “intermediarios”, modificando parámetros y transmitiendo las necesidades a la aplicación. Quizá exista un futuro premio Pritzker para ASIA

Y para terminar, ¿qué consejo le darías a un arquitecto o arquitecta joven que está considerando especializarse en IA y metaverso?

Me dan ganas de pedirle consejos yo a él o a ella, porque seguro que está utilizando ya las apps de IA para sus proyectos De hecho, en mi equipo tengo 2 ex alumnas mías de Arquitectura, apasionadas de la tecnología, que son quienes van descubriendo aplicaciones que yo voy adaptando para su uso profesional. 

Al resto de jóvenes que aún no están en esa línea, decirles que no tengan miedo, que se diviertan entrenando su IA. Y recordarles una frase que digo a mis clientes: los robots también diseñan casas feas y ahí tenemos que estar nosotros para corregirlo.

artículos relacionados