Casa Meq: equilibrio y buena sintonía en la reforma de una vivienda de 90 m²

Esta vivienda, con una superficie de 90 m2 más 50 m2 de terraza, ocupa la primera planta de un edificio de viviendas. El estudio GokoStudio Architects se ha encargado de realizar una reforma integral, con la que ha conseguido crear una atmósfera en equilibrio que desprende optimismo y calma a partes iguales.

La reforma ha supuesto una nueva distribución de espacios para conseguir una zona de día muy amplia, abierta a su gran terraza y sumamente luminosa. Las habitaciones en cambio se orientan hacia la fachada y ambas se configuran como habitaciones en suite.

La apertura al exterior, una de las claves

En su estado original, la vivienda era tremendamente oscura: “Igual que la Barcelona de antes de las olimpiadas vivía de espaldas al mar, casa MEQ ignoraba rotundamente su generosa terraza de 50 m2 con una fachada de más de 7 metros de ancho” explican desde GokoStudio. Antes de la reforma, la vivienda contaba únicamente con dos ventanas pequeñas con rejas en las habitaciones y una estrecha puerta en la cocina, que vinculaba funcionalmente interior y exterior. Uno de los objetivos más importantes de la reforma fue conectar la terraza con el interior, no solo funcionalmente, sino visual y espacialmente.

Para conseguir esta pretendida fluidez era necesario abrir grandes ventanales, de modo que la luz no encontrara barreras para meterse de lleno en la vivienda. Esta apertura no dejaba superficie ciega para instalar radiadores. Por tanto, la solución de calefacción se resolvió con unos radiadores empotrados en el escalón, que pasan totalmente desapercibidos y forman una excelente barrera contra el frío.

En la terraza, un jardín elevado hasta la altura del sombrero de los lucernarios disimula el efecto de dos grandes claraboyas que iluminan el parking de planta baja. Con este jardín se ha conseguido sumar un espacio diferenciador, ideal para relajarse y tomar el sol de la tarde.

Un cubo azul multifuncional

Aprovechando las proporciones de la huella de la vivienda, GokoStudio ha diseñado un cubo central multifuncional, que resuelve todas las instalaciones, espacios de guardado y cuartos húmedos, y otorga gran fuerza y personalidad. Esto ha supuesto un encaje de bolillos minucioso, para encajar bajantes existentes respetando pasos de circulación y funcionamientos óptimos.

“Para la familia MEQ, los dormitorios son solo para dormir. Por tanto, nos permitimos proponer un gran espacio de día, en directa vinculación con la terraza, articulado con la zona de noche por un cubo limpio, atractivo pero calmado, que le otorga toda la personalidad a un piso en origen bastante insulso” explican los responsables de GokoStudio.

El cubo lacado en azul acoge en su interior múltiples funciones: instalación de aire acondicionado por conductos, dos baños, los armarios de los dormitorios y un multifuncional armario que mira al salón, que sirve incluso de banco donde sentarse para quitarse y ponerse los zapatos de calle y que vibra al ritmo respetuoso y alegre de sus habitantes. El resto del proyecto gira en torno al color, la luz y la madera.

Una zona de día para la vida familiar

La zona de día se abre al exterior y está diseñada para la vida familiar, de tal modo que comedor, cocina y salón comparten un mismo espacio abierto. En el lado opuesto a la terraza, dos puertas correderas en blanco, a lado y lado del cubo azul, permiten compartimentar esta zona y dar la intimidad necesaria a las habitaciones.

El mobiliario en línea de la cocina se camufla perfectamente en el espacio. Esto es en parte gracias al color tiza de los muebles, que se extiende a las paredes, pero también a que los electrodomésticos quedan escondidos. Dos estanterías de madera natural otorgan profundidad.

La cocina no tiene isla porque así dejamos abierta la posibilidad de compartir el gran espacio de día, creando una tercera habitación —y que era uno de los requerimientos del cliente—.

Habitaciones en suite: funcionales y muy luminosas

La genialidad del diseño del cubo azul realizado por GokoStudio permite alojar dos baños para conseguir dos habitaciones en suite. Este cubo incluye además los correspondientes armarios de las habitaciones y camufla el aire acondicionado, todo siempre lacado en un azul intenso que contrasta con el blanco y la madera que dominan el resto de las estancias.

De día, cuando las puertas correderas que separan la zona de día de los dormitorios y baños están abiertas, la luz inunda las dos habitaciones de la vivienda, ya que entra por los grandes ventanales que dan a la terraza y, además, por sendas ventanas en el lado opuesto.

En definitiva, con esta reforma Goko Studio ha demostrado su excelente dominio de la arquitectura interior. Casa MEQ exhibe un interiorismo en armonía que desprende optimismo y buena sintonía, donde se ha aprovechado cada centímetro cuadrado para el disfrute de la familia que la habita.

Las dos claves de la reforma de esta vivienda, reformada por GokoStudio, son su apertura al exterior y el genial diseño de un cubo central multifuncional, en un potente azul lacado, que da servicio a todas las estancias

Imágenes cedidas: © Valentín Hincu