Restaurante El Camino: una abstracción materializada en texturas y formas del mundo marino

Bajo la premisa de crear un ambiente relajado, cálido y acogedor, nace el proyecto El Camino, un restaurante asiático diseñado por Zooco Estudio en el que el protagonista es el pescado crudo, en sus diferentes versiones.

El local está situado en el Sardinero, en Santander, con vistas a la playa “La Segunda”, una de las zonas más emblemáticas de la ciudad. Se propone un diseño que quiere traer al local el mundo marino, pero lejos de los tópicos del imaginario del mar. En consecuencia, se apuesta por una geometría curva en referencia al oleaje, que se dispone en tres bandas: una inferior que acoge todos los bancos corridos circulares y la barra; una intermedia dura y resistente para las paredes, y una banda superior que alberga la iluminación ambiente del local y la sobrebarra.

A nivel material, en vez de caer en lo obvio de lo marino, se escogen materiales nobles, atemporales y cálidos, como la madera y el barro, que hacen referencia a la estética asiática – japonesa. De esta manera, se hace referencia a la tipología de restaurante japonés (asiático) en lo material más que en lo formal.

De abajo a arriba, el comensal se encontrará con la madera natural y los textiles en referencia al mundo curvilíneo; la geometría de escama en barro, haciendo así alusión a las pieles de los peces; y los cilindros plásticos, superficies transparentes y reflectantes representando los brillos de las aguas del mar.

Por último, en el plano del suelo, se presenta un terrazo que cumple a la perfección con la idea de un suelo arenoso, completando así este ideario marino.

A nivel programático, se dispone de un espacio exterior cubierto, que hace de filtro al restaurante, con el que se pretende poner en valor las excelentes vistas del Sardinero que tiene el local.

Imágenes cedidas: © Imagen Subliminal