Binarq finaliza su proyecto de vivienda social y sostenible Sanfeliu96

Recientemente el ecosistema de arquitectura Binarq ha finalizado, en colaboración con la cooperativa Fem Ciutat el edificio Sanfeliu 96, un proyecto arquitectónico residencial que consta de 16 viviendas de protección oficial de compra, eficientes y sostenibles, en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

Ubicado en el barrio de Sanfeliu de L’Hospitalet de Llobregat, Sanfeliu 96 se halla dentro de un complejo de edificaciones donde se mezcla vivienda social con vivienda en régimen libre de tal modo que -a pesar de las diferencias de tamaño y destino- se ha generado un conjunto edificatorio que mejora la cohesión del barrio.

Un nuevo impulso para una zona urbana en pleno desarrollo

Binarq ha establecido con Fem Ciutat, cooperativa de vivienda social de larga trayectoria y dilatada experiencia, una relación dinámica y fructífera por su dinámica de trabajo alineada “con nuestro compromiso y propósito de mejorar la calidad de vida de las personas para facilitar el acceso a unas viviendas sociales, eficientes y sostenibles” explica, Fernando Tortajada, socio fundador y arquitecto de Binarq.

Gracias a esta colaboración, surge la revitalización de un sector del barrio ubicado entre la Ronda de Dalt y Esplugues de Llobregat que, a causa de la pasada crisis inmobiliaria no llegó a completarse. Una zona pendiente de desarrollo dentro de la ciudad, que ha conseguido convertirse en punto de atracción para nuevos vecinos y en motor de renovación para otros sectores colindantes, que surgirán próximamente, y que dan un nuevo impulso a una gran zona de desarrollo en L’Hospitalet de Llobregat.

Nuevas viviendas eficientes y sostenibles pero también asequibles

Los cooperativistas, disfrutarán de un edificio pensado y estudiado para satisfacer sus expectativas dentro de un margen de coste muy ajustado. El equipo de Binarq, ha llevado a cabo, junto con los promotores del sector, un esfuerzo especial por realizar la mejor arquitectura, diseñando viviendas eficientes y sostenibles, teniendo en cuenta las limitaciones de costes que son necesarias en este tipo de viviendas.

Las viviendas disponen de grandes balcones accesibles desde el comedor/cocina, que permitirán disfrutar de una gran amplitud y luz natural, mejorando así el espacio de confort a la vivienda. Por otro lado, se ha optimizado al máximo la superficie útil, permitiendo el máximo aprovechamiento de los espacios relevantes de las viviendas. Asimismo, la configuración del edificio permite que todas las viviendas tengan acceso a dos fachadas facilitando la posible renovación de aire con la ventilación cruzada.

Para la ejecución del edificio el equipo técnico de Binarq, junto con sus colaboradores, han realizado un trabajo transversal que ha permitido la integración de materiales, instalaciones y sistemas dentro de unos parámetros de calidad y acabado elevados, demostrando que la utilización de materiales económicos y las soluciones constructivas tradicionales, no están reñidas con la buena ejecución y el buen hacer.

El resultado de este trabajo colaborativo, en el que ha colaborado el arquitecto técnico Esteve Sitjà y la empresa constructora Bruno Raval, es un edificio que destaca por su diseño e integración con el conjunto de edificios del sector. El edificio cumple satisfactoriamente con los requerimientos que Fem Ciutat encomendó a Binarq para el éxito del proyecto, sin olvidar las muchas mejoras en actuaciones de sostenibilidad y eficiencia que revierten en el bienestar de las personas y en la eficiencia de consumos y costes a corto y largo plazo.

Binarq nació con un claro propósito, hacer una arquitectura eficiente y sostenible que ayude a mejorar la calidad de vida de las personas. Proyectos como el edificio Sanfeliu 96 son la mejor manera de ejemplificar el compromiso “que no sólo forma parte del ADN de nuestro equipo y el de nuestros colaboradores, sino que es el propósito que nos mueve y nos inspira” explican desde Binarq.

La configuración del edificio permite que todas las viviendas tengan acceso a dos fachadas facilitando la posible renovación de aire con la ventilación cruzada