fbpx
InicioEventosSomfy & Gradhermetic, transformando la arquitectura con tecnología y eficiencia energética

Somfy & Gradhermetic, transformando la arquitectura con tecnología y eficiencia energética

En el marco del evento Espacio NAN, organizado el pasado 14 de marzo en el Hub de XTalento de Fundación ONCE, también se trató cómo la intersección entre la tecnología y la arquitectura ha dado lugar a una nueva era de innovación y eficiencia en la gestión urbana y residencial. Dentro de este marco se engloba la colaboración entre Somfy y Gradhermetic en la búsqueda de soluciones integrales para la protección solar y la automatización residencial.

Somfy, una multinacional con una trayectoria que se remonta a los años 60, se especializa en la fabricación de motores, sensores, automatismos y domótica. En palabras de Juan Villar, Arquitecto técnico del Área Project Business de Somfy, la colaboración con Gradhermetic representa un «win to win», donde ambas empresas se benefician mutuamente.

Por otro lado, Gradhermetic se dedica al control solar y la protección de edificios, centrándose en la eficiencia energética y la adaptabilidad a las necesidades del usuario. 

La aplicación de la tecnología en la arquitectura

La aplicación de la tecnología en la arquitectura fue un tema central en nuestra jornada de innovación arquitectónica, donde los ponentes Juan Villar y Francisco Javier Peñas ofrecieron valiosas perspectivas sobre esta integración.

Según Villar, la tecnología en la arquitectura implica «la aplicación de los últimos avances tecnológicos al servicio de una arquitectura lógica». Esta afirmación destaca cómo la tecnología puede potenciar y mejorar el proceso de diseño arquitectónico, proporcionando soluciones innovadoras y eficientes.

Peñas complementa esta idea al enfatizar que la tecnología debe ser accesible para todos. En sus palabras, «la principal condición que tiene que tener todas estas aplicaciones de todos estos avances es que cada vez sean más accesibles a todos». De esta manera, subraya la importancia de desarrollar soluciones tecnológicas inclusivas que puedan ser utilizadas por una amplia gama de usuarios, independientemente de sus capacidades.

Y es que en la práctica, la tecnología se ha convertido en una herramienta fundamental para los arquitectos, permitiéndoles explorar nuevas formas de diseño y construcción. Desde el uso de software de modelado en 3D hasta la implementación de sistemas de automatización residencial, la tecnología está transformando la forma en que se conciben y se materializan los proyectos arquitectónicos.

De igual manera, a aplicación de la tecnología en la arquitectura también tiene un impacto significativo en la sostenibilidad y la eficiencia energética de los edificios. Tal como menciona Peñas, «colaboramos con la eficiencia energética de los edificios a través de la protección solar». Destacando así cómo las soluciones tecnológicas, como los sistemas de protección solar, pueden contribuir a reducir el consumo de energía y crear entornos más sostenibles.

Persianas y celosías inteligentes: eficiencia y confort

Tal como se expone en el evento, en el ámbito residencial, la protección solar desempeña un papel crucial en el confort y la eficiencia energética. Y para lograrlo, Gradhermetic explica que se pueden utilizar una amplia gama de productos, desde persianas enrollables hasta celosías exteriores, diseñadas para proporcionar una protección solar óptima.

Peñas detalla la función de productos como la persiana SuperGradhermetic, que garantiza una regulación y protección solar efectiva, sin comprometer la entrada de luz natural. Además, la integración de sistemas domóticos permite un control preciso y automatizado de estas soluciones, mejorando la calidad de vida de los usuarios y reduciendo el consumo energético.

Tecnología al servicio del confort y la accesibilidad

La integración de la tecnología en el diseño arquitectónico no solo busca innovar en términos de funcionalidad y eficiencia, sino también mejorar el confort y la accesibilidad de los espacios habitables. Durante la jornada de innovación, los ponentes destacaron cómo la tecnología puede ser utilizada para optimizar el confort y hacer que los entornos arquitectónicos sean más accesibles para todos.

Según Juan Villar, «nuestras tecnologías se adaptan a cualquier entorno, a cualquier condición climática y cualquier tipología de edificio». Esta afirmación resalta cómo la tecnología puede personalizarse para satisfacer las necesidades específicas de cada proyecto arquitectónico, garantizando un mayor confort para sus ocupantes.

Francisco Javier Peñas también enfatiza la importancia de la accesibilidad al afirmar que «cuando hablamos de todos, hablamos de todas las personas, discapacitadas y cualquiera que tenga posibilidades en la actualidad». Una declaración que subraya la necesidad de desarrollar soluciones tecnológicas que permitan a todas las personas, independientemente de sus capacidades, acceder y disfrutar de los espacios arquitectónicos de manera cómoda y segura.

En la práctica, la tecnología se utiliza para automatizar una amplia gama de funciones dentro de los edificios, desde el control de la iluminación y la temperatura hasta la apertura y cierre de persianas y puertas. 

Estos sistemas no solo mejoran el confort de los usuarios al proporcionar un ambiente interior óptimo, sino que también hacen que los espacios sean más accesibles al permitir que ciertas tareas se realicen de forma remota o automática.

Un ejemplo 

Los dos ponentes compartieron un ejemplo concreto de cómo la tecnología mejora el confort y la accesibilidad es el sistema de domótica desarrollado por Somfy. 

Se trata de un sistema, como menciona Villar, «que se adapta al medio» y ofrece «un control de esa radiación mediante sensores que son totalmente independientes de WiFi». Esta característica garantiza que la automatización del hogar funcione de manera confiable incluso en ausencia de conexión a internet, lo que mejora la accesibilidad al permitir que los usuarios controlen sus entornos desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Hacia un futuro conectado y sostenible

La visión de un futuro conectado y sostenible impulsa la adopción de tecnologías innovadoras en el campo de la arquitectura. Por ese motivo, Villar y Peñas destacaron cómo la integración de sistemas inteligentes y la aplicación de soluciones sostenibles pueden transformar los entornos construidos hacia una mayor eficiencia y resiliencia.

Según Francisco Javier Peñas, «nuestra empresa se dedica precisamente al control solar, a la protección solar, que es lo que más vamos a estar ligados». Palabras que subrayan la importancia de implementar soluciones de protección solar eficaces para mitigar el impacto del calor y la radiación solar en los edificios, lo que contribuye a un entorno interior más confortable y sostenible.

Por otro lado, Juan Villar mencionó que «nuestras tecnologías se adaptan a cualquier entorno, a cualquier condición climática y cualquier tipología de edificio». Esta afirmación destaca la versatilidad de las soluciones tecnológicas ofrecidas por Somfy, que pueden ser implementadas en una amplia variedad de proyectos arquitectónicos para mejorar su eficiencia energética y su rendimiento ambiental.

En la práctica, la aplicación de la tecnología en la arquitectura sostenible se traduce en el uso de materiales y sistemas constructivos que minimizan el impacto ambiental y promueven la eficiencia energética. Esto incluye el uso de materiales reciclados, sistemas de energía renovable, y estrategias de diseño pasivo que aprovechan al máximo los recursos naturales disponibles.

Un ejemplo concreto de cómo la tecnología contribuye a un futuro conectado y sostenible es el desarrollo de sistemas de automatización y gestión inteligente de la energía. Estos sistemas, como el Tahoma Switch mencionado por Villar, permiten optimizar el consumo energético de los edificios al regular el funcionamiento de los equipos y dispositivos en función de las necesidades reales de los usuarios.

artículos relacionados