InicioInteriorismo¿Vuelve el gotelé?

¿Vuelve el gotelé?

El gotelé es uno de los elementos decorativos que menos gustan. Incluso, se ha convertido en un aspecto positivo o negativo a la hora de comprar o alquilar una casa. Pero, aunque no te lo creas, el gotelé ha vuelto. Sí, has leído bien, ha vuelto y para quedarse. Logra crear una estética más natural y auténtica con la utilización de materiales ásperos y con texturas.

tendencias gotele


Freehand Arquitectura, el estudio Boutique de arquitectura e interiorismo que realiza “proyectos con alma” y está certificado como Passive House Designers, nos muestra las claves que han hecho que el gotelé vuelva:

  • Texturas. Han vuelto por todo lo alto. Se busca enriquecer las paredes, dándole un toque original y natural. Se crean texturas con acabados rugosos, artesanos o imperfectos que dan vida y personalidad a la estancia. Además, son perfectos para las necesidades del día a día, se mantienen limpias y resistentes. Es el momento idóneo para dejar atrás las aburridas paredes lisas y apostar por técnicas como el salpicado

  • Sostenibilidad. Cada vez más buscamos implementar un estilo de vida más sostenible, auténtico y cuidadoso con la naturaleza. Por ello, los materiales con tratamientos químicos están perdiendo fuerza y se reemplazan por otros más orgánicos y clásicos, como son las texturas. Esto aporta una sensación de calma, calidez y bienestar. 

  • Disimular imperfecciones. El gotelé surgió con el boom de la construcción de los años 60, se buscaba construir una gran cantidad de viviendas en poco tiempo. Esta técnica era rápida y sencilla. Además, consigue tapar todas las imperfecciones de una pared, por eso consiguió conquistar tantas casas españolas de entonces.

  • Conservar el pasado. El gotelé se ha convertido en un símbolo más de las viviendas en España. Ha creado un gran grupo de detractores que buscan su eliminación por complemento, pero también ha ido surgiendo un grupo de defensores. Estos abogan por la conservación de la estética de la historia de España a través de nuestras paredes.

  • Otras tendencias. El Wabi Sabi es una tendencia decorativa originaria de Japón. Aunque va más allá de la estética, es una auténtica filosofía, que rompe con la búsqueda de la perfección, la simetría, lo nuevo o lo moderno. Se basa en comprender nuestro pasado y celebrar el paso del tiempo. Esta tendencia da valor al paso del tiempo y la imperfección, abogando siempre por la naturalidad y la autenticidad.
artículos relacionados

El papel pintado, protagonista estelar en la decoración de...

El papel pintado ha evolucionado para convertirse en un elemento esencial en la decoración contemporánea, conjugando el encanto de lo antiguo con un toque moderno y sofisticado.

Consciencia y diseño: el arte de crear un espacio...

En el frenesí de la vida moderna, diseñar un espacio de yoga en casa se ha convertido en la construcción de un santuario esencial.