Eficiencia energética en la ventilación del sector residencial

Actualmente, el 40% de las necesidades energéticas de una casa proceden del aire acondicionado. En este sentido, los sistemas de ventilación de confort de alta eficiencia con recuperación de calor de Zehnder son capaces de retener hasta el 95% del calor de infiltración en la vivienda. Esto significa que el consumo de energía de la casa para climatización se reduce a la mitad.

La ventilación de confort ofrece importantes ventajas en eficiencia energética. Sin embargo, su contribución a la salud y el confort tiene una importancia comparable.

Beneficios en salud y confort

La ingesta diaria y continuada de contaminantes contenidos en el ambiente exterior es fuente de problemas de salud que crecen día a día. La población en general sufre una reducción de la esperanza de vida: cuanto mayor es la reducción, peor es la calidad del aire respirado. La abundancia de contaminantes en el aire exterior de una gran ciudad como Barcelona o Madrid reduce la esperanza de vida en más de un año.

Aspectos importantes del ambiente interior como el ruido o la humedad afectan directamente al confort, al igual que cualquier entrada incontrolada de aire exterior, ya que no podemos evitar el ruido exterior ni ninguno de estos factores.

Por estas razones, un sistema de ventilación de confort Zehnder asegura la correcta gestión del aire interior y a través de su sistema de filtrado puede evitar todos los problemas de salud y confort mencionados. Con estos sistemas, una casa puede disfrutar de una alta calidad del aire interior, mejor que la calidad del aire exterior.

Beneficios en eficiencia energética

El uso de un sistema de ventilación de confort con recuperación de calor Zehnder puede suponer una reducción muy significativa del consumo energético de la vivienda. Estos sistemas están compuestos por un circuito de doble flujo en el que se conducen tanto el aire de renovación como la expulsión del aire viciado y ambos flujos se cruzan sin mezclarse en el intercambiador de calor.

La unidad de recuperación de calor Zehnder es el corazón del sistema, esta máquina contiene en su interior un intercambiador de calor donde se produce el intercambio entre el aire interior cargado de energía y el aire fresco exterior que se introducirá en la vivienda.

El intercambiador de calor de flujo de aire en contracorriente. El intercambiador de calor en contracorriente, gracias a la trayectoria del flujo de aire y al diseño de las aletas y sus microcanales, alcanza rendimientos que a menudo superan el 90-95%.