¿Por qué es buena idea poner suelo de porcelana imitando a madera?

En la actualidad, existen muchos materiales para decorar tu casa, pero hoy, te hablaremos del por qué es buena idea poner suelo de porcelana imitando a la madera. 

Son muchas las razones por las cuales es ventajoso elegir un suelo porcelánico imitación a madera, pero queremos resaltar su resistencia, durabilidad y bajo mantenimiento.

No obstante, no hay que olvidar que su principal característica es su aspecto estético, ya que es capaz de recrear las formas, colores y texturas de la naturaleza.


¿Quieres crear un ambiente elegante, cálido y refinado en tu oficina, local comercial o vivienda con efecto madera?

Pues, deja de buscar porque el suelo porcelánico es ideal para conseguir esos propósitos, además de brindarte otras prestaciones y ventajas que no encontrarás en otros materiales. 

Su uso más común es en las cocinas y los baños, donde este tipo de suelo puede ofrecerte todas sus ventajas como la desinfección y una total asepsia. 

Además, existen unas nuevas baldosas capaces de imitar todo tipo de maderas exóticas para crear un estilo único, práctico y de aspecto agradable y bonito. 

¿Cómo se coloca el suelo porcelánico imitación madera?

Para colocar un suelo porcelánico imitación madera debes considerar varias recomendaciones previas.

Las principales son:

  • Elegir herramientas y materiales de calidad.
  • Revisar que la superficie sobre la que se va a trabajar esté preparada al 100%.
  • Comprobar que el suelo sobre el que se va a instalar el suelo porcelánico esté nivelado.
  • Tener las juntas aconsejadas por el fabricante y de calidad que tengan una baja absorción. 

Teniendo todo esto en cuenta, te vamos a explicar brevemente las distintas formas de poner suelo de porcelana imitando a la madera. 

Manera tradicional 

Es el método más conocido.

En esta técnica debes elegir un tercio de la pieza y tomarla como medida del patrón qué vas a replicar con las demás baldosas. 

Es muy importante que la dirección en la que vayas a instalar el nuevo pavimento mantenga la línea que forma la pared más larga de la estancia donde se está colocando. 

Además, debes prestar especial atención a colocar todas las piezas en la misma dirección para lograr una sensación de mayor amplitud en la estancia. 

Manera irregular

Si quieres romper con las normas establecidas, esta técnica es tu gran aliada, sobre todo si eliges un suelo de porcelana imitación a la madera envejecida.

De esta manera estarás aportando a la estancia un aire más rústico. 

Para conseguir este efecto debes jugar con la asimetría y usar diferentes medidas intercaladas en el diseño sobre el pavimento. 

Manera en forma de espiga

Este modo de poner suelo de porcelana imitación a madera es una réplica del patrón natural de una cabeza de trigo.

Aunque su instalación es más costosa que una colocación irregular o tradicional, el resultado merece la pena.

Para conseguirlo debes empezar desde una esquina y colocar la primera baldosa en paralelo a ambas paredes.

A continuación debes ir contraponiendo una a otra, respetando siempre las juntas de separación.

Para saber que la instalación está bien hecha debes notar que sea el suelo quién dirija tu mirada. 

Manera geométrica

Si optas por esta modalidad, deberás colocar las cerámicas alternándolas de manera vertical y horizontal, creando un ambiente muy personal.

Debes tener en cuenta que no podrás llevar a cabo esta técnica con todos los formatos de gres porcelánico.

El motivo es que las baldosas deben contar con unas medidas especiales y no es porcelana moldeable.

¿Qué modelo prefieres tú?

Ahora que ya te hemos explicado por qué es buena idea poner suelo de porcelana imitando a la madera, solo te queda elegir tu diseño. ¡Te esperamos! 

Imágenes cedidas: Shutterstock