¿Quieres saber qué son los muros de gaviones y para qué sirven? 

En este artículo, te explicaremos sus características y sus diferentes usos dentro del mundo de la arquitectura y construcción.

Un muro de gavión está formado por una estructura de piedras y mallas de acero galvanizado o inoxidable. 

Esta combinación tiene como resultado una pieza bastante estética y práctica para cualquier lugar. 

También se pueden construir de otros materiales, como ladrillos y troncos, entre algunos materiales. 

Primero se crea la estructura, y después se procede a rellenarlo. Puede tener diferentes formas. 

Lista de utilidades

En la actualidad, los muros de gaviones se usan para los siguientes fines:

  • Decoración: se utiliza como muros meramente decorativos sobre todo en jardines, paisajismo y terrazas. Se pueden encontrar en las zonas exteriores de una vivienda, principalmente como muros decorativos o de separación perimetral.
  • Ingeniería civil: para proteger las orillas de los ríos de la erosión, o para sostener terrenos en áreas con riesgo de deslizamientos de tierra. También se utilizan para proteger carreteras o vías férreas de la erosión o para evitar que la tierra se desplace debido a la actividad humana, como la minería o la construcción de edificios.

Otra de sus utilidades es la protección y absorción de ruido, generación de fachas y para los muros de edificaciones de gran altura.  

Cómo hacer cimientos para un muro de bloques

Los cimientos son la base para tener una buena construcción en tu jardín, por lo que debe realizarse con sumo cuidado. 

Lo primero que hay que verificar, es la calidad de los materiales y definir la forma que se le va a dar. 

Esto se aplica tanto si quieres crear un vallado, una caseta de obra en el jardín o para realizar soportes de hormigón de una pérgola. 

Para crear una base sólida del muro de bloques, el material que vas a necesitar es el siguiente: cementos, piedra decorativa, áridos, gravas y material encofrado. 

Las herramientas para todo este procedimiento son: cuerdas, martillos perforadores, carretillas de obra, rampas, hormigoneras, cuerdas, azadones, picos, palas, llanas y paletas de albañil.

Pasos para construir un muro de gaviones

Tener un muro de gaviones de malla hecho por bloques es una tarea ardua, pero con esfuerzo y unos conocimientos básicos puedes conseguir un buen resultado.

Los pasos que debes seguir son los siguientes:

Paso 1. Diseñar el muro:

Es importante tener en cuenta el uso del muro, el tipo de terreno en el que se construirá, el tamaño y el peso de los materiales de relleno, y las condiciones climáticas.

Paso 2. Preparar el terreno:

Señala la tierra que vas a utilizar para el cimentado. Para ello, tienes que utilizar estacas y atar un cordel en cada extremo. De esta manera, marcas el perímetro sin mayores fallos. 

Ahora, esparce yeso para señalar el territorio donde vas a realizar la extracción.

A continuación, tendrás que usar el pico y la pala para excavar y sacar todos los elementos que se encuentran en la tierra, como piedras o áridos. 

Para las zonas más duras puedes emplear un martillo percutor con cincel. 

Una vez hayas despejado la zona, vierte una capa de unos 10 cm de grosor de hormigón. 

Esta superficie sirve para que los materiales que coloques encima no reposen encima de la tierra de manera directa. 

Es necesario que dejes secar el hormigón, por lo menos, 48 horas antes de continuar con los siguientes pasos. 

Paso 3. Colocar la malla de acero:

Se colocan los gaviones en filas, con la malla de acero apoyada en el suelo y fijada con soportes o postes.

Paso 4. Rellenar los gaviones:

Ahora que ya tienes una base sólida para tu muro de bloques, ve colocando una primera fila de bloques, dándole la forma que quieres que tenga este espacio. 

Una vez que hayas puesto la primera fila de bloques, comprueba que se encuentra nivelada.

A continuación, sigue colocando el resto de bloques y ten sumo cuidado con la forma que le estás dando, revisa siempre que se encuentre en la manera en la que tú quieres. 

Habrá veces en que solo tendrás que colocar la mitad de un bloque, para que se adapte a la forma. 

Paso 5. Ajustar y asegurar el muro:

Se ajustan y se aseguran los gaviones para asegurar que el muro esté nivelado y estable. Es importante que compruebes de manera constante que el muro de gaviones se sigue manteniendo nivelado. 

Por último, para reforzar el muro, una vez que lo vayas construyendo, utiliza las barras de hierro o acero para ir reforzando. Tanto de manera horizontal como en vertical. 

En resumen, los muros de gaviones son excelentes construcciones decorativas y preventivas, que ayudarán a que tu jardín luzca diferente y sofisticado. 

Imágenes cedidas: Dale Musselman / Flickr