Materiales y colores para innovar en casa en 2023

Inicia el 2023 con aires de nuevas tendencias en la construcción y decoración de viviendas. Con la llegada de un nuevo año, las empresas inmobiliarias y de construcción marcan las novedades para estar al tanto de lo más actual en cuanto a diseño, colores y construcciones innovadoras se refiere. Para ello, Vía Célere, promotora especializada en el desarrollo, inversión y gestión de activos inmobiliarios, comparte los colores y materiales más innovadores que serán protagonistas de cara al próximo año.

Naturaleza por doquier:

Los materiales de construcción y decoración se pasan al lado natural, contrastando con la tecnología presente en los hogares. Por ello, materiales como la madera oscura, el bambú, el algodón, los metales sin pulir y la decoración con plantas marcan la tendencia para este año y se consolidan en los hogares. Durante todos estos años se ha alcanzado un alto nivel de modernidad y utilidad en los hogares y en su decoración, sin embargo, se puede observar una necesidad de crear contraste e incluir algo de naturaleza dentro de las viviendas. Ejemplo de esto son los pisos de madera rústica, los apliques y decoraciones en metálico sin pulir, así como el bambú y las plantas como decoración fija en las viviendas.

Colores neutros:

Los colores acompañan al anteriormente mencionado contraste entre tecnología y naturaleza, por lo que los colores fríos prevalecen sobre los cálidos. Se observa actualmente una tendencia hacia los colores relacionados a la tecnología como el azul grisáceo, el azul en tonos lavanda, el púrpura oscuro y los verdes oscuros. Y se aprecian, como colores de acentuación para detalles y creación de contraste, los colores cálidos asociados a la naturaleza como el naranja pálido, el beige, el color terracota, el ocre amarillo y el color mostaza.

Círculos y curvaturas:

Las esquinas y las formas lineales son cosa del pasado, las construcciones modernas buscan crear la sensación de curvas y líneas circulares para dar suavidad a las viviendas. La decoración también acompaña esta tendencia, con objetos redondos, con bordes suaves y curvilíneos, que serán lo más utilizado en este 2023, acompañados de mesas, sillas, sofás y camas con formas lo menos cuadradas posible. Las líneas marcadas y con bordes afilados se suavizan dando una sensación de continuidad y delicadeza al espacio.

Materiales reciclados:

En la medida de lo posible, los materiales para la construcción y la decoración de hogares serán cada vez más reciclados y sostenibles. Ejemplo de esto son los plásticos y metales reutilizados y convertidos en decoración, el parqué cerámico y los papeles vinílicos creados a partir de materiales reciclados. Además, objetos como las lámparas, sofás y apliques, han comenzado, desde hace varios años, a ser aprovechados tras una reforma o adaptación a las innovaciones y tendencias actuales. Por ejemplo, las lámparas antiguas marcan tendencia y se utilizan con bombillas led inteligentes, manteniendo la base antigua con la tecnología actual.

Minimalismo:

Todo lo mencionado anteriormente se une bajo la misma tendencia minimalista, con unas viviendas inundadas de muebles y decoración que han quedado obsoletas para dar paso a espacios con la menor cantidad de objetos a la vista. Para lograr esto, la decoración suele seguir los colores que ya existen en los muebles y paredes del hogar, y en caso de querer marcar alguna diferencia o guiño al contraste se utilizan colores fuertes en un objeto pequeño que guíe la vista de las personas sin cubrir demasiado espacio. Están muy en boga los hogares unicolores y decorados únicamente con una escultura o cuadro principal, objetos que atraen la atención y sirven como centro de las miradas.

Tecnología en el hogar:

Para completar el diseño innovador, la tecnología está a la orden del día en los hogares modernos, tanto integrada en la construcción como en forma de objetos decorativos. Actualmente, la tecnología está presente desde la iluminación inteligente hasta los asistentes de voz virtuales, y cada vez son más los electrodomésticos y funcionalidades de la casa que se pueden convertir en smart. Ejemplo de esto, son las televisiones que también funcionan como cuadros o portarretratos y los electrodomésticos que facilitan el trabajo del inquilino y a su vez minimizan el consumo de agua, luz y electricidad en general. La búsqueda por la innovación y la sostenibilidad es lo que motiva cada vez más esta inclusión de la tecnología en cada parte de la vivienda.

Imágenes cedidas: Spacejoy en Unsplash