¿Cómo elegir la chimenea perfecta?

Con la entrada del frío en invierno, las chimeneas se convierten en nuestro mejor aliado para combatirlo. Crean un ambiente cálido y acogedor, dando a tu casa una estética única.

Chimenea de vapor en proyecto de Freehand Arquitectura Claudio Coello


Para elegir la chimenea perfecta hay que tener en cuenta el espacio, las necesidades y el presupuesto. Existe una gran variedad, pero es fundamental conocer los tipos de combustibles. Desde, Freehand Arquitectura, el estudio Boutique de arquitectura e interiorismo que realiza “proyectos con alma” y está certificado como Passive House Designers, nos muestra los 5 tipos de combustibles para conseguir la chimenea perfecta.

1. Chimenea de leña:

Es perfecta si vives en una casa. La leña es el combustible más común, romántico, económico y que más calor generan. Además, es bonito y le da un toque hogareño a la estancia. Eso sí, su funcionamiento requiere de un esfuerzo físico y de una dedicación que mientras a los apasionados del fuego resulta  un placer, podría convertirse una labor ardua para el resto de los mortales.

2. Chimenea de gas:

Es perfecta si vives en un piso. No es necesario almacenar el combustible y se puede regular el tamaño de las llamas. Para su instalación es necesario que estén conectadas al suministro de gas. Son limpias y estéticas, son perfectas para diseños más modernos. También, hay modelos estancos que no necesitan salida de humos. 

3. Chimenea de pellets:

Se trata de la opción más sostenible. Tiene la misma calidez que la chimenea de leña, pero con una eficiencia superior y menos emisiones de CO2. Los pellets son un combustible ecológico creado a partir de residuos de manera, como madera residual, serrines y virutas. 

4. Chimenea de bioetanol:

Es perfecta si quieres escapar de los humos y la suciedad, ya que, no requiere ningún conducto al exterior. Pero son menos potentes que el resto, su quemador se enfría igual de rápido de cómo se calienta. Hay que tener mucho cuidado a la hora de recargarlas, pues su combustible es altamente inflamable y puede resultar peligroso.

5. Chimenea de vapor:

Estas son ideales en Madrid, o ciudades con poca humedad. Tienen una estética excepcional. Funcionan con iluminación led que además puede cambiar de colores. El efecto es muy natural, aunque no producen calor ninguno.

Imágenes cedidas: Freehand Arquitectura