¿Sabías que hasta el 30% de la energía de una vivienda se escapa por el tejado?

Aunque este año el frío y las lluvias han llegado más tarde de lo habitual, parece que ahora sí se comienza a notar que empiezan a bajar temperaturas y es momento de preparar nuestra vivienda para la llegada del invierno, optimizando los recursos para no incurrir en mayores gastos en la factura de la calefacción.

Así, los expertos de la plataforma digital para la mejora del hogar, habitissimo, recuerdan la importancia de comprobar el buen estado del tejado, de la cubierta y la fachada pues, según datos del fabricante de sistemas de impermeabilización y aislamiento, Onduline, hasta el 30% de la energía de una vivienda se escapa por el tejado y el 70% lo hace entre la cubierta y la fachada. “Mejorar el ahorro energético puede suponer, no solo una mejora en el confort de la vivienda, sino también un importante ahorro en las facturas de la luz o del gas”, explican los expertos.

Impermeabilización de cubiertas

En este sentido, desde Onduline recomiendan invertir en un buen sistema de impermeabilización de tejado para que proteja el aislamiento térmico y garantice que sus prestaciones aislantes no se pierdan por consecuencia de posibles filtraciones y humedades. En cuanto al tipo de cubiertas, los expertos apuestan por las cubiertas inclinadas pues “presentan numerosas ventajas en lo referente a la eficiencia energética de los edificios, ya que nos aseguran una mínima pérdida de energía, con la consecuente reducción de nuestra demanda de calefacción y refrigeración y por tanto, de nuestro gasto”, indican.

Revisar cerramientos y ventanas

Por otro lado, desde habitissimo insisten en la importancia de revisar los cerramientos y las ventanas de la vivienda, para que la impermeabilización se vea acompañada de una buena climatización y no perdamos temperatura. Por ello, recomiendan aprovechar los últimos días de buen tiempo para hacer una revisión de las ventanas y, en caso de que sean muy viejas, sustituirlas por unas de doble acristalamiento, “una opción que no solo aísla térmicamente nuestra casa, sino que también lo hace de forma acústica, evitando de esta forma los molestos ruidos del exterior”, indican desde la plataforma para la mejora del hogar de habitissimo.

Revisar humedades

Otro de los problemas que pueden derivar en un problema al llegar el invierno y la temporada de lluvias, son las goteras, “aparecen precisamente en época de lluvias y no siempre son fáciles de solucionar”, apuntan desde habitissimo al tiempo que recomiendan, en caso de que tengamos goteras de años anteriores o sospechas de humedades, “contar con la revisión de un especialista que pueda asegurarnos del estado de nuestras paredes o nos asesore en cuanto a las mejores obras para reforzarlas en caso de que tengamos humedades”.

Apostar por la aerotermia como sistema de calefacción

Pero no podemos hablar de invierno y no hablar de calefacción, pues son dos palabras que van de la mano y que este año especialmente, por la subida de los precios de la energía, pueden hacernos temblar y echar de menos el verano antes de que haya terminado. Y es que, aunque en algunas zonas, en las que los inviernos son más suaves y es suficiente con un split de aire caliente, hay otras comunidades en las que el frío es más intenso y es necesario apostar por sistemas de calefacción más potentes.

En este sentido, además de los sistemas tradicionales, los expertos de HomeServe recomiendan apostar por otras alternativas más respetuosas con el medio ambiente y que generarán un ahorro en los consumos del hogar. Es el caso de la aerotermia, un sistema de bombas de calor de última generación, diseñadas para calentar y refrigerar la casa y dotarnos de agua caliente durante todo el año. Además de tratarse de una energía renovable que ofrece un gran confort al usuario y permite ahorrar entre un 25% y un 70% en la factura de la luz y/o gas, o en el consumo de gasoil, en función del sistema de calefacción que se tenga en el hogar.