Nuevas oficinas del valenciano Centro de Arte Hortensia Herrero

El proyecto de ERRE Arquitectura rehabilita dos locales históricos del centro de Valencia para albergar las oficinas del futuro Centro de Arte Hortensia Herrero, un nuevo museo que se encuentra actualmente en construcción y que pretende convertirse en un punto de referencia del arte contemporáneo en la ciudad.


Estas nuevas oficinas, ubicadas un edificio anexo al futuro museo, tienen una superficie de unos 500 metros cuadrados divididos en dos plantas. La planta superior cuenta con espacios de trabajo, áreas de reunión y una sala de concentración. La planta inferior está conformada por un espacio de trabajo abierto además de salas de almacenamiento, mantenimiento y gestión.

Uno de los desafíos del proyecto ha sido responder a las nuevas necesidades que estas oficinas requerían rehabilitando un edificio histórico que se encontraba muy deteriorado y que, al mismo tiempo contenía varios elementos de valor patrimonial que debían ser conservados.

En este sentido, se han restaurado las carpinterías originales de madera y se han mantenido los pavimentos de Nolla los cuales aparecen en diferentes puntos del proyecto poniendo en valor este elemento tan característico del patrimonio arquitectónico de Valencia.

Además, se ha hecho un importante esfuerzo por conservar y destacar importantes elementos pictóricos decorativos como la pintura ornamental que reproduce el mito de Gaia en la sala principal que, a pesar de las diversas remodelaciones que ha sufrido, se ha mantenido en buen estado de conservación.


El componente tecnológico ha sido importante también para poder dar respuesta a la actividad que se va a desarrollar tanto en los puestos de trabajo como en las diferentes salas de reuniones.

Climatización, domótica, iluminación, audiovisuales… son algunas de las instalaciones que han sido necesarias integrar en el diseño para darle una nueva vida a los locales, pero sin robar protagonismo a los espacios ni a los elementos decorativos existentes.

En cuanto a la materialidad, destaca el uso de madera de roble presente en las carpinterías originales exteriores, y que ha contagiado el diseño de los espacios interiores dotando de nobleza los lugares de almacenamiento y estanterías.


El proceso de transformación de estos espacios en oficinas se ha llevado a cabo con la intención de crear zonas de trabajo confortables para los usuarios, con una fuerte presencia de la luz natural y con múltiples entornos de trabajo que permiten aportar la flexibilidad necesaria para el día a día del Centro de Arte Hortensia Herrero.

Imágenes cedidas: © Adriá Goula