Diseño innovador y frescura en una clínica dental dirigida al público joven

“Una clínica dental que no lo parezca, que se diferencie por completo de su competencia y que se dirija a un público infantil y juvenil”. Bajo esta premisa se puso a trabajar el equipo de interiorismo del estudio Franquet Barrau en el diseño de Junyent Smile Clinic, en Manresa (Barcelona). 

Los objetivos fueron claros: crear una imagen singular, elegante, accesible, profesional y fresca. La sinergia creada entre el interiorismo y la identidad corporativa es una de las claves para entender este proyecto en el que la personalización del espacio se basó en un lenguaje visual muy concreto, ligado a la marca creada para la ocasión por el departamento gráfico de Franquet Barrau. Un valor añadido y diferencial en los proyectos retail de esta envergadura. 

Esta clínica dental se ubica en un antiguo local con un uso muy diferenciado al actual, siendo a su vez un espacio poco amable para su reconfiguración, con predominio de paredes curvas y numerosos elementos estructurales y técnicos visibles en su interior. Un hándicap que se tradujo en una mayor personalización de la clínica. Buen ejemplo de ello es el diseño en exclusiva del sofá del hall, que incluye un soporte con conexión inalámbrica para la carga de smartphones.

Se han desarrollado espacios diferenciados en dos plantas, como son las amplias y luminosas zonas comunes, los cinco boxes dentales totalmente equipados con la última tecnología en salud dental o la joya de la corona, una Kids Zone. 

Vida y juventud con detalles corporativos en amarillo

La imagen corporativa, con un amarillo característico y escogido para la ocasión, aporta a toda la clínica dental una elegancia, sofisticación, claridad, brillo y juventud inigualable.

El amarillo da vida al espacio y se sumerge entre colores más neutros como son el gris, el blanco roto, el beige o el negro. Todo realzado con una iluminación ambiental, donde la fuente de luz es imperceptible a la vista, y otra, que enmarca elementos singulares del espacio.

Así mismo, el uso de materiales industriales como son el acero inoxidable cepillado o las placas de hormigón ficticio producen un efecto aún más singular. Cabe destacar detalles como la introducción del isotipo del logo de la compañía en la separación de vidrio entre espacios o en la pared de la Kids Zone, con juntas en color amarillo corporativo.  

Una de las particularidades de Junyent es su público: infantil y juvenil. Por lo que la creación de una zona específica: la Kids Zone, dedicada a la higiene y educación dental, es un ejemplo más de innovación. Rehuyendo de un modelo estético puramente infantilizado en su concepción, se apuesta por aportar alegría y energía mediante los colores corporativos. 

Imágenes cedidas: © Eneutra