La combinación perfecta entre lo artificial y lo natural

By MoRE ha diseñado, proyectado y construido una singular vivienda unifamiliar, ubicada a las afueras de Madrid, dividida en dos piezas de distinto tamaño que se apoyan en el terreno. Una de las premisas del proyecto era generar un espacio interior conectado, de manera que pudiera fluir perfectamente la relación entre los espacios interiores y el exterior.

Entre las dos piezas protagonistas se alberga el programa principal de la vivienda, un espacio enmarcado por grandes correderas ARTLINE XL de Technal que permiten generar bonitas perspectivas y transparencias, además de dotar de continuidad entre el interior y el exterior, entre la naturaleza y los espacios interiores buscando siempre la fluidez espacial.

Esta corredera puede alojar hasta 1200 kg de peso por hoja y crear grandes espacios acristalados continuos como los de esta vivienda, superando los 16 metros lineales. En el centro de la casa, surge un área a doble altura, un vacío generado entre las dos piezas que hace las veces de núcleo. “Los espacios horizontales de las estancias principales de la vivienda disfrutan de las perspectivas diagonales y verticales generadas en torno a un elemento de madera que polariza el espacio”, explican los arquitectos.

Así, la vivienda conecta con el exterior con varios huecos en la fachada para poder disfrutar del paisaje que la envuelve. Para los huecos practicables, se ha empleado el modelo UNICITY HI, ideal para esa ubicación ya que su mínimo perfil visto permite la máxima entrada de luz natural al interior de la estancia y enmarca el paisaje, sin desdibujarlo.

Imágenes cedidas: © Imagen Subliminal