KONE presenta dos revolucionarias soluciones para edificios inteligentes

KONE DX revoluciona el papel de los ascensores en los edificios inteligentes: el ascensor ya no es solo una forma de trasladarse entre pisos, sino una plataforma global e integrada que ofrece experiencias intuitivas, ambientales y conectadas que se extienden desde el lobby a lo largo del edificio. El nuevo KONE DX permite a los clientes adaptar y conectar software y servicios adicionales en los ascensores durante toda la vida útil de un edificio.

Mediante el uso de interfaces de programación de aplicaciones (API) abiertas, el enfoque de KONE facilita la administración e integración de diferentes dispositivos, aplicaciones y servicios con sistemas nuevos y los ya existentes. Para los usuarios del ascensor, esto supone una serie de nuevas experiencias multisensoriales dentro del ascensor, combinando hardware físico y servicios digitales. Además, es posible personalizarlos de acuerdo con las necesidades y preferencias individuales, ofreciendo nuevos niveles de comodidad y eficiencia.

Por su parte, KONE Office Flow™ transforma la forma en que las personas pueden moverse en un vestíbulo o entre plantas, combinando nuevos servicios conectados para los ascensores y unos niveles de gestión de accesos personalizados y adaptables a lo largo de la vida útil del edificio. Esta solución aporta una experiencia de última generación en el desplazamiento de personas que permite satisfacer la necesidad creciente de unos edificios de altura más inteligentes y sostenibles. Con acceso sin contacto y llamadas predictivas de ascensor, se integra con los dispositivos móviles eliminando la necesidad de tarjetas y llaves. Además, con el objetivo de reducir los tiempos de espera y de viaje, cuenta con un sistema de control de destino rediseñado, gestión y orientación de visitantes.

Esta solución puede ser adaptada para cumplir con el diseño estético de un edificio, para optimizar el desplazamiento de las personas, aumentar la seguridad, y establecer un nuevo estándar para los inquilinos, empleados y visitantes.

Imágenes cedidas: KONE