La madera de roble natural y el blanco protagonizan este proyecto de mome.estudio

Firmado por mome.estudio y situado en el centro de Madrid, el proyecto [EMB] parte de un espacio diáfano en el que había que introducir todos los elementos que componen una vivienda, incluyendo la opción a dos habitaciones y zona de trabajo. 

El programa al completo se resuelve mediante dos únicos elementos arquitectónicos. El primero es una banda equipada que da servicio tanto a la habitación como al salón, sirviendo de almacenamiento y separando ambos espacios hasta convertirse en una zona de trabajo flexible. Esta tira de madera de roble natural atraviesa la vivienda longitudinalmente mediante un recorrido curvo, consiguiendo así que el área de dormitorio y vestidor no invada la zona de cocina y comedor, haciendo que la zona común de la vivienda sea un espacio fluido donde cocina – comedor – zona de estar se van sucediendo de forma natural. 

El segundo es un módulo que absorbe patinillos y elementos de instalaciones existentes y se encuentra anclado a la vivienda, integrándose en la misma manteniendo la continuidad de acabados. En su interior alberga el espacio de baño, mientras que su perímetro incluye una cama abatible que da la posibilidad de crear un segundo dormitorio con el apoyo de una cortina que crea espacios diferenciados.


El programa flexible de vivienda se completa mediante el diseño a medida de dos piezas de mobiliario: un sofá que se adapta al espacio de zona de estar y a los usos del mismo, pudiendo incluso separarse para crear estancias diferenciadas; y una mesa-isla que se integra en el espacio de comedor y cocina en diferentes posiciones para cubrir las necesidades de ambas zonas.

El revestimiento continuo de toda la vivienda y la distribución de la misma hace que la luz pueda atravesarla al completo a lo largo del día, reflejándose en las superficies claras y creando distintas atmósferas que se van sucediendo.

Imágenes cedidas: © hiperfocal y Javier Bravo