Un mundo de sueños surrealistas para Mango Teen

Masquespacio presenta el último proyecto que ha diseñado para la primera tienda de Mango Teen en Barcelona con un alto factor experiencial e interactivo. Ana Hernández, cofundadora del estudio, asegura que “lo mejor de ser un teen es que vives en un mundo lleno de sueños, un mundo lleno de cosas por descubrir. Es una edad en la que empiezas a soñar a lo grande sin tener en cuenta los límites. Además, en el sueño pasan cosas que están fuera de lugar, cosas que no son realistas…”.

Así se planteó la nueva tienda de Mango Teen, como un mundo de sueños con sus diferentes perspectivas e elementos inconexos, igual que cuando estamos soñando. En este lugar los sueños se hacen realidad a través de elementos que juegan con nuestra mente e invitan al usuario a interactuar con los objetos trayendo el mundo metaverso a la realidad.

Nada más entrar a la primera tienda de Mango Teen nos encontramos con un túnel retroiluminado que descoloca inmediatamente al visitante. Ana Hernández afirma que este túnel «nos hace volver a ese sueño surrealista que tuvimos, llevándonos a un futuro en el que elementos convencionales del pasado se vuelven futuristas para las nuevas generaciones».

Una piscina, una recepción de hotel y una lavadora son algunos de los elementos inconexos de la tienda Mango Teen que invitan a los teen a entrar en un universo en el que se da un nuevo uso a los objetos, precisando que aquí pueden dejar volar su imaginación e utilizar el espacio como ellos mismos lo sueñan.

En cuanto al desarrollo de los diferentes elementos expositivos, como las estanterías y los burros, se ha buscado con el diseño en cada momento contrastar las formas habituales que suelen utilizarse para ellos, creando un juego entre líneas rectas y formas orgánicas en una tienda que aspira ser de género neutro.

Siguiendo con el concepto de convertir lo convencional en algo surreal se usan dos tipologías de acabados para el color. Por una parte, el color mate convencional y, por otra, un color reflectante, haciendo una combinación inusual que a su vez conecta con el mundo digital futurista mediante el flúor.

Cabe destacar que cada componente del sueño desarrolla una función en el espacio. La piscina se usa como elemento expositivo, mientras que la recepción de hotel será el lugar donde pagar y recoger las compras y la lavandería donde se recicla la ropa antigua. Por último, en el probador se incorpora el mundo metaverso, con un efecto óptico que distorsiona la realidad, dando respuesta a uno de los requerimientos más solicitados por los teens y dejando claro que esta nueva tienda Mango Teen está diseñada para que ellos pasen un momento de compras inolvidables.