Primeras oficinas con fachada carbonizada de España

Entegra es un edificio de oficinas de consumo casi cero desarrollado por Urban Input y diseñado por Batlleiroig en el [email protected] que fomenta la movilidad sostenible de sus usuarios y la relación con elementos naturales en el entorno de trabajo.

Se trata del primer edificio de oficinas con fachada de madera carbonizada de España. Una planta baja diáfana y ocho plantas que suman 4.138 m² de oficinas disponibles en el distrito tecnológico de Barcelona donde la innovación, la sostenibilidad y la eficiencia son sus ejes vertebradores.


El edificio incorpora un sistema de ventilación natural inteligente que, junto a otras medidas pasivas, permite considerarlo como un edificio nZEB, además de haber obtenido la certificación de sostenibilidad LEED Gold. Además, su vocación está orientada al bienestar de los usuarios desde que emprenden el trayecto a su trabajo, por lo que se facilita la infraestructura para fomentar la movilidad de sus usuarios en bicicleta. Este compromiso ha permitido obtener la certificación Cycling Friendly.

Una solución de fachada innovadora

En una fuerte apuesta del equipo por la innovación, el edificio cuenta con una fachada de madera carbonizada que sigue el método Shou Sugi Ban. Esta técnica tradicional japonesa consiste en la quema de la capa externa de la madera, consiguiendo una fachada singular y atractiva con muy buenas propiedades. Aplicar una quema controlada de la madera asegura una excelente protección ignífuga de la fachada, así como su protección a la humedad, la radiación solar y el ataque de insectos.

Gracias a esta elección, se resuelve la fachada del edificio con un sistema natural de alta durabilidad y que cuenta con un muy bajo mantenimiento. Una técnica milenaria adaptada a los estrictos requerimientos actuales de una forma innovadora. En términos de sostenibilidad, la utilización de la madera supone una reducción sustancial de la huella de carbono del edificio, un compromiso que el equipo asume en cada proyecto. Cada m3 de madera utilizado almacena aproximadamente 1 tonelada de CO2. Este hecho, junto a otras medidas que disminuyen la demanda energética del edificio, han permitido que el proyecto obtenga la certificación de sostenibilidad LEED Gold.

Esta decisión de fachada también influye en el confort de sus usuarios, ya que confiere bienestar y calidez a los espacios exteriores del edificio. La disposición de terrazas en cada planta intensifica la relación de las oficinas con los espacios exteriores, que se caracterizan por la calidez de la madera y la presencia de vegetación.

Priorizando la movilidad sostenible

Orientado a fomentar las conexiones peatonales y la movilidad sostenible, el proyecto prescinde de la dotación de aparcamiento para coches que se requería y su consiguiente rampa de acceso, que obstaculizaría la permeabilidad con el sistema de espacios públicos.

En cambio, Entegra cuenta con una planta baja permeable que potencia el chaflán característico del Eixample barcelonés y la conexión del espacio público con los pasajes interiores de la manzana. Un gran porche, en el que la madera es protagonista, logra un acceso acogedor, dinámico y de escala humana.

Como contrapartida, las oficinas ofrecen una dotación de aparcamiento de bicicletas mayor a la  normativa, además de incorporar unos vestuarios para promover el deporte entre los usuarios del edificio. La vocación del edificio está orientada al bienestar de los usuarios desde que emprenden el trayecto a su trabajo.

Estas medidas consiguen que el edificio de oficinas sea el primero en Europa en obtener la certificación Cycling Friendly, que establece un estándar de calidad para empresas que apuestan por facilitar y motivar  el uso cotidiano de la bicicleta entre sus trabajadores y trabajadoras.

Unas oficinas NZEB enfocadas en la sostenibilidad

Uno de los requerimientos principales desde el inicio del proyecto fue el de alcanzar la máxima eficiencia energética posible. Para ello, se opta por un diseño lógico que permite integrar todas las premisas de sostenibilidad y se trabaja al máximo la coordinación entre todas las disciplinas para conseguirlo. Las oficinas Entegra se trabajaron desde las primeras fases de proyecto para establecer estrategias pasivas que reduzcan la demanda energética del edificio.

La fachada juega con los vuelos de los forjados, proporcionando una protección frente a la radiación solar y reduciendo su demanda energética. Con el mismo objetivo, se estudió el porcentaje óptimo entre vidrio y macizo en cada fachada, alcanzando un equilibro óptimo entre el aprovechamiento de la iluminación natural y el control de la radiación solar, es decir, entre el confort de los usuarios y la eficiencia energética del edificio.

Todos los elementos de la cubierta se diseñan en color blanco para evitar que sus materiales absorban y almacenen energía térmica. También se favorece la ventilación natural gracias a un sistema inteligente que, mediante sensores, abre ventanas en la fachada para aprovechar la circulación cruzada a la vez que para el acondicionamiento mecánico.

La vanguardista fachada de madera carbonizada y el gran número de innovaciones orientadas a la eficiencia y la movilidad sostenible del edificio sitúan a las oficinas Entegra como referencia en el [email protected] Un edificio único diseñado para aportar valor las empresas que se establecen en él.

Imágenes cedidas: © Oriol Gómez