El III Encuentro Prescripción S.XXI reúne a los principales agentes de la construcción para arrojar luz sobre el futuro del sector

El espacio del MATCOAM, en Madrid, ha acogido este 28 de julio el III Encuentro de Prescripción S.XXI batiendo récord de asistencia al alcanzar la participación de 80 profesionales del sector. Esta iniciativa —impulsada en 2019 por Antonio Domínguez, country manager de Griesser España; Arkaitz Aguirre, International Business Developer de Griesser AG, y Koldo Monreal, consejero delegado de Onhaus— se lleva a cabo con el firme propósito de tener una visión más global del sector gracias al debate e interacción entre los agentes que intervienen.

Durante el transcurso del encuentro, se han analizado los cambios sobre el enfoque en las necesidades del mercado orientado a la prescripción de forma directa e indirecta al sector de la construcción. Donde el centro de la estrategia son los comportamientos de las constructoras y promotoras, además de poner énfasis en la prescripción de calidad y la lucha contra el falso mito del producto “similar”.

En esta tercera edición, se ha celebrado una mesa redonda —moderada por Guillermo Hornero (PAEE), Koldo Monreal (Onhaus), Antonio Domínguez (Griesser), Laura García-Barrios (NAN Arquitectura) y presentada por el periodista Josep Salvat— donde se han tratado los cuatro pilares fundamentales de análisis para buscar soluciones futuras a las necesidades del sector. Entre ellas, la industrialización y el reto de transformación del sector; la escalada de precios y cómo afrontar su estabilización a medio plazo; el reto que supone la falta de mano de obra cualificada; y, sobre todo, el cambio a “similar” en la prescripción a razón de la inestabilidad de los costes.

La falta de mano de obra cualificada, la industrialización, la subida de los precios y la prescripción a producto ‘similar’ fueron los pilares principales que se debatieron

Laura García-Barrios fue la encargada de moderar la primera mesa, bajo el título: ¿cómo afrontar la mano de obra cualificada en el sector? El sector de la construcción y la rehabilitación lleva demasiados años con una ingente necesidad de mano de obra motivada para formar parte de uno de los motores económicos más potentes. El concepto employer branding brilla por su ausencia, pues la construcción no es atractiva para los más jóvenes. Se han perdido oficios y vocación por formarse y las nuevas generaciones no son capaces de ver, o el sector no es capaz de transmitir, la ilusión y el futuro de una profesión que hace nuestras ciudades más sostenibles. “Los fabricantes debemos motivar y trabajar para conseguir esta mano de obra cualificada, ya que somos los primeros interesados en que nuestros productos se instalen de forma excelente”, destacó Diana Torres, de BMI.

Se hizo hincapié también en el hecho de haber doblado la presencia de mujeres en el encuentro. Laura García-Barrios puso sobre la mesa el proceso de integración de la mujer en el sector y los retos que todavía se deben afrontar para conseguir una paridad que, por desgracia, sigue quedando lejos de lograrse. “Si somos capaces de incorporar la conciliación, cambios en la forma de trabajo y mejora de las condiciones lograremos solucionar esta falta de mano de obra. Somos los responsables de conseguirlo”, destacó Guillermo Hornero.  

Otro gran reto que afrontan la rehabilitación y la construcción es la industrialización, un segundo pilar de gran importancia moderado por Guillermo Hornero. Los procesos de producción se están acelerando de forma exponencial y con frecuencia la demanda no es suficiente para absorber una oferta cada vez más avanzada tecnológicamente. La inversión en I+D+i para llevar al mercado productos y soluciones de máximo ahorro energético no es vista en última instancia como algo que forme parte de la cadena de valor.

“Una de las líneas a estudiar es la de desarrollar proyectos innovadores y reales. Que formen parte de un conjunto de herramientas que permitan la participación de todas las partes”, apuntó Javier Martínez de Nasuvinsa. También se puso énfasis en separar la industrialización de la prefabricación. “¿Qué significa industrializar? Integrar desde el momento cero. La industrialización empieza en el propio proyecto”, concluyó Begoña López, CEO de Componentes y Unidades Constructivas. Se debatió también sobre la importancia de unificar conceptos y de ponerse de acuerdo en el significado de estos para llegar a objetivos comunes.

La escala de precios y cómo poder afrontar su estabilización a medio plazo también fue uno de los pilares más discutidos. El sector ha aumentado precios en estos últimos meses. “Si no hay un valor añadido sobras de la partida. Hay que dar solución al precio”, recalcó Koldo Monreal, de Onhaus. Una realidad que conocen fabricantes, distribuidores, instaladores, promotores y constructores. ¿Cómo va a ser posible, si es que es posible, estabilizar y dinamizar los proyectos futuros con la incertidumbre actual de precios? Además, justo en el momento en que el BCE ha subido los tipos de interés en 0,5 puntos para frenar una inflación desbocada desde hace meses, y en un contexto en que la globalización se encuentra en un punto de inflexión muy delicado.

Antonio Domínguez, que moderó la mesa, planteó la incógnita de si hacía falta subir los precios ante esta coyuntura económica. La subida de los combustibles y los costes asociados al transporte también han golpeado negativamente al sector. “Hemos aprendido a ser más eficientes y operativos para no impactar tanto en los precios y perder lo menos posible. La solución acaba siendo vender más para sobrevivir a ello”, explicó Josep Castellà, de Zehnder, como respuesta a los recientes incrementos de los materiales para fabricar los productos.

Koldo Monreal, de Onhaus, moderó la mesa que planteó cómo afrontar en la prescripción el cambio a “similar” fruto de la inestabilidad de precios. Arduo, complejo y complicado. Las memorias técnicas, especialmente en la venta de pisos de obra nueva que se venden sobre plano, utilizan con frecuencia este mal llamado eufemismo para, entre líneas y de una forma subliminal, avisar al futuro propietario de una calidad de materiales dudosa en la mayoría de los casos. “Hay que exigir que los proyectos estén completos para evitar posibles errores que impliquen grandes responsabilidades”, explicó Daniel Diedrich de A+HOUSE (DMDVA Arquitectos).

Además, estamos cambiando de paradigma. Ya no es el “built to sell” y cada vez más es el “built to rent”. Pisos de obra nueva que se construyen para únicamente alquilar. “Debemos convivir con el equivalente y el similar, pero hay que definirlo muy bien a nivel legal”, matizó Ángel Ruiz de Hyline. “Más vale compartir entre todos para poder ganar excelencia en el sector que ir cada uno por su propio camino”, concluyó Antonio Domínguez.

La figura del prescriptor, un perfil muy demandado

El ciclo de Prescripción s.XXI nació hace dos años con la intención de poner luz a una forma de prescribir diferente, pero por causas de fuerza mayor en 2020 no pudo tener continuidad. En 2021 el encuentro tuvo lugar una vez más en el edificio TrainingHaus, una academia de formación sobre edificación sostenible de ONHAUS con el objetivo de analizar el sector de la construcción en España: sus problemas, ver cuál es la evolución de la nueva construcción y cómo afectan los avances al sistema de prescripción actual de los materiales en comparación a otros países de la Unión Europea.

Los prescriptores son profesionales muy técnicos que otorgan grandes ventajas a las empresas que apuestan por ellos, unas ventajas que se ven reflejadas en el propio desarrollo de negocio, así como en ventas. Es un valor añadido tanto en el posicionamiento de la compañía como del producto, ya que el acompañamiento durante todo el ciclo de vida del producto es lo que marca la diferencia y perdura en el tiempo.