Por el acceso universal en las viviendas

España encabeza la lista europea de países con más ascensores instalados y, sin embargo, en nuestro país sigue habiendo 1,2 millones de edificios que carecen de él, según la Federación Empresarial Española de Ascensores. En dichos casos, además de contar con un edificio no accesible, el precio tanto de las viviendas como del edificio se ve reducido hasta un 34%; sin embargo, la instalación de un ascensor revaloriza el valor del inmueble entre un 35 a 40%. En TK Elevator cuentan con una sólida experiencia y múltiples soluciones para la dotación de accesibilidad con la instalación de ascensor en este tipo de edificios. Gracias a ello, ofrecen proyectos “llave en mano” que contemplan las características y necesidades personalizadas de cada edificio a la hora de instalar un ascensor, gestionando la elaboración del proyecto y dirección de obra, el asesoramiento para la obtención de las licencias necesarias y las obras auxiliares complementarias (obra civil, cerrajería, electricidad, etc.).

El mayor inconveniente para las fincas sin ascensor suele ser la financiación de la rehabilitación; por ello, en el proyecto completo que TK Elevator ofrece, estudian cada propuesta para buscar las soluciones que mejor se adapten y asesoran sobre las posibles subvenciones estatales y comunitarias para financiar este tipo de mejoras del edificio. Además de dichas posibles subvenciones, ofrecen distintas modalidades de financiación que facilitan la viabilidad del proyecto.

En cuanto al tipo de rehabilitación del edificio sin ascensor, existen principalmente tres tipos de posibles soluciones de accesibilidad: por el hueco de la escalera, por fachada o patio y con parada en planta. Existen edificios que cuentan con espacio en el hueco de la escalera suficientemente amplio como para permitir la instalación de un ascensor. Para dicho caso, la tecnología de TK Elevator permite aprovechar al máximo espacios reducidos, realizando las adaptaciones necesarias integrando el ascensor en la estructura existente y cuidando al máximo el resultado estético.

Si la estructura del edificio no permitiera la instalación de un ascensor en el hueco de la escalera, se propondrá la instalación de este por la fachada o patio. En este caso, se tiene muy cuenta la adecuación estética y la normativa municipal de fachadas. Otra de las opciones cuando las anteriores no pueden llevarse a cabo, es la denominada parada en planta, que consiste en la reconstrucción de las escaleras interiores adaptando los rellanos para que coincidan con las paradas de ascensor de cada piso.

Para cualquiera de estos casos, los especialistas de TK Elevator ofrecen asesoramiento y diseñan la mejor solución para las necesidades existentes teniendo en cuenta la singularidad de cada edificio. Cuentan con las soluciones más innovadoras y más tradicionales para integrarlas en cualquier entorno arquitectónico. Le avalan las más de 5.000 obras de rehabilitación realizadas a lo largo de los años.