Bueso-Inchausti & Rein Arquitectos proyectará una vanguardista escuela de negocios

El estudio Bueso-Inchausti & Rein Arquitectos ha ganado el concurso para proyectar la sede de Advantere, una vanguardista escuela de negocios de ámbito internacional que se ubicará en el madrileño barrio de Chamartín y cuyas obras de ejecución acaban de comenzar.

Su arquitectura aporta un novedoso modelo espacial que permite aplicar el nuevo modelo educativo

Convocado bajo la inspiración de la Compañía de Jesús, el proyecto resultó seleccionado por dar forma a una propuesta educativa innovadora y a los valores y necesidades que esta representa. Integrado por un núcleo principal y un volumen adyacente, la nueva sede destaca por el equilibrio en su volumetría y una gran capacidad de adaptación funcional de sus espacios, para atender a los diferentes usos —presentes y futuros— del centro. La limpieza y claridad geométrica de sus volúmenes, simplifican su ejecución y futuro mantenimiento, posibilitando la utilización de soluciones industrializadas, como la seriación y la prefabricación de elementos constructivos.

Con un total de 8.455 m² y una capacidad para 1.000 alumnos, el nuevo centro educativo contará con 4 learning neigborhoods, un novedoso modelo espacial, en el que conviven las aulas de trabajo con las salas de trabajo en grupo, reuniones, descanso y otros usos, posibilitando la puesta en marcha de un nuevo modelo pedagógico. El centro contará también con un Área coworking, una terraza perimetral para eventos y un total de 49 plazas de garaje que incluirá vehículos de todo tipo.

En el corazón del edificio, ocupando dos alturas, se ha dispuesto un gran salón de actos o sala flexible, de 335 m², dividido en tres sectores con tabiquería móvil y conectado visualmente con el patio exterior gracias a su fachada de vidrio de la zona norte. Este espacio, concebido de una forma muy versátil, se podrá utilizar como auditorio, como espacio para eventos e, incluso, para disponer las mesas de un restaurante. Con la posibilidad también de permanecer diáfano y abierto al graderío del patio exterior, en ceremonias, etc.

En la planta baja habrá salas especializadas de prototipación, mientras que en la primera planta estarán las aulas y salas de trabajo. Por su parte, la segunda dispondrá de un laboratorio de medios audiovisuales (Medialab), un laboratorio de finanzas y una capilla. En el tercer nivel, los espacios más singulares serán un aula-hemiciclo y una sala inmersiva, tipo cine con tabiques móviles, que estará destinada a realidad virtual, 3D, etc.

El edificio, cuyo acceso principal estará en la plaza del Duque de Pastrana, estará coronado por una gran marquesina de acero y envuelto en unas costillas de hormigón totalmente visibles en la terraza perimetral de la parte superior. A este material tan presente en la estructura del centro se sumarán otros como el vidrio o la madera.

El proyecto se ha concebido para que sus formas y orientaciones favorezcan la captación y el control pasivo de la energía solar y la circulación de aire, contribuyendo así al confort y a la sostenibilidad energética. Contará con la Certificación LEED Oro.

Promovido por la Compañía de Jesús, con la Universidad Pontificia de Comillas y la Universidad de Deusto como socios promotores, y la Universidad de Georgetown como socio estratégico académico, el proyecto cuenta con una inversión de 26 millones de euros.