El desván de Pinocchio

Proyectada por PMMT Arquitectura y situada en el Baix Empordà (Girona), la Casa PIN8 se diseña a partir de las variables urbanísticas y patrimoniales del municipio al que pertenece. La normativa local, condicionante de la volumetría del edificio, la proporción y dimensión de las aberturas, así como la materialidad y cromatismo de la envolvente, se convierte en una oportunidad y en el hilo conductor del proceso creativo y de diseño de este hogar. “Todas las restricciones siempre son una bendición para nuestros proyectos” asegura Patricio Martínez, cofundador del estudio.

Mirando hacia el cielo y el jardín

Las grandes aberturas en planta baja conectan directamente con el jardín, mientras que los espacios de doble altura proporcionan visuales diagonales al exterior, desde diferentes perspectivas y alturas de la vivienda. A su vez, los tres patios en la planta primera, que permiten reducir la relación de vacíos sobre llenos en la fachada indicada por la normativa, aportan iluminación natural y vegetación dentro de la volumetría edificada, favoreciendo igualmente que el interior y el exterior se fundan.

La conjugación de estas tres estrategias —aberturas, altura y patios— no solo se materializa en conexiones variantes y constantes al exterior desde todas las estancias de la casa, sino también en un buen comportamiento bioclimático de la vivienda. El confort térmico se garantiza con aberturas bien orientadas que maximizan la incidencia solar en invierno y la ventilación cruzada por efecto chimenea, evitando la estratificación térmica del aire, en verano.


Los usos principales de la vivienda se desarrollan todos en planta baja, dejando la planta de arriba para la ocupación de una habitación de invitados con baño, y de los patios ajardinados y altillos que se vuelcan a las estancias de doble altura. La ubicación y disposición de la escalera y altillos, que conectan ambas plantas, permitirían una ampliación futura del número de habitaciones de la casa si la familia crece, aportando flexibilidad funcional al conjunto.

El objetivo es la intersección entre los condicionantes del entorno y las necesidades de sus habitantes

Las estancias principales como las habitaciones, estudio, lavadero, baños, cocina, comedor y sala de estar se sitúan en la planta baja a pie de jardín, siendo la estancia principal la que aúna los usos de estar, comedor y cocina en un espacio de doble altura, abierto completamente al jardín y a uno de los patios superiores.

Una estructura perimetral de madera como eje vertebrador

La permeabilidad en planta baja y la envolvente más opaca en la planta de arriba se aborda con una estructura perimetral formada por pilares metálicos sobre los que descansa una estructura de madera contralaminada CLT. La estructura, que queda vista desde el interior de la vivienda, evoca la imagen de una gran barca invertida o de la caja torácica de la ballena del cuento de Pinocchio, quien da nombre a la casa. La estructura de madera, junto a otros elementos constructivos —celosías y cerámica— y mobiliario de la vivienda proceden de fabricantes y talleres locales, reduciendo así la huella de carbono y pudiendo llamar a la Casa PIN8 preindustrializada y Km0.

El objetivo es la intersección entre los condicionantes del entorno y las necesidades de sus habitantes. El primer condicionante se afronta a través de la materialidad, el sistema constructivo y la distribución e integración de los espacios interiores con los exteriores. El segundo, a través de la disposición de los espacios, que se adaptan a las necesidades funcionales actuales y futuras de los PIN8ers.

Imágenes cedidas: © Del Rio Bani