Benedetta Tagliabue firma el showroom en Milán de una prestigiosa marca de cerámica

El estudio de arquitectura Benedetta Tagliabue – EMBT ha diseñado para Ceramiche Ragno, marca histórica de la industria cerámica italiana, su primer showroom insignia en Milán. Tagliabue ha interpretado el espacio como un caleidoscopio de colores, texturas y patrones que cuentan una sorprendente historia de la marca, sus habilidades técnicas y artesanales y todo el potencial expresivo de la cerámica. El espacio, de 400 m², está situado con sus grandes ventanales en arco con vistas a Via Marco Polo, en el emblemático barrio de Porta Nuova.

Tagliabue ha interpretado el espacio como un caleidoscopio de colores, texturas y patrones que cuentan una sorprendente historia de la marca, sus habilidades técnicas y artesanales y todo el potencial expresivo de la cerámica

«La idea de mostrar las colecciones de Ragno a través de grandes estructuras que simulan una telaraña, surgió de la historia de la empresa, cuyo nombre en italiano significa araña. Que una araña sea capaz de crear un material tan poderoso y tejer su casa con él, y que también se use como trampa, es una labor altamente perfeccionada a lo largo de miles (o millones) de años, y resulta muy fascinante», explica la arquitecta.

El espacio de Ragno presenta las diferentes colecciones de cerámica y gres a través de un método de exposición completamente nuevo que atrapa el visitante con tres tipos diferentes de telarañas. En primer lugar, una forma orgánica llama la atención del visitante ya desde la calle, a través de los escaparates, una sucesión de arcos que definen las estancias.

Al entrar en el espacio se aprecia una instalación artística formada por diferentes estructuras de geometría compleja que dan la bienvenida al visitante rodeándoles de colores y texturas, para llegar finalmente al tipo de “telaraña” más racional que muestra la colección de productos como en un museo, donde las cerámicas son las obras de arte. «La amplia gama de colecciones Ragno nos ha permitido adornar este lienzo, que no es más que una auténtica biblioteca de materiales, con diferentes colores y acabados, creando una historia verdaderamente única y sugerente dentro de todo el espacio» explica Tagliabue.

«El pavimento es el otro aspecto decididamente interesante de este proyecto», continúa Tagliabue, «un único gran mosaico, una verdadera obra de arte policromada que demuestra el superpoder del gres para reunir colecciones brillantes y mates con diferentes inspiraciones materiales, de la madera al mármol, del cemento a la piedra, de forma absolutamente armoniosa y natural».

El mosaico continuo del pavimento dialoga con las colecciones colgadas de las estructuras de madera, sugiriendo nuevas combinaciones y lecturas de los materiales en las diferentes estancias y acompañando al visitante en un recorrido creativo y evocador hasta las salas de reuniones.

El tema del mosaico policromado caracteriza también las paredes de las salas que dan al patio interior y los cuartos de baños que, al igual que la amplia cocina, utilizan las grandes placas de la colección de gres efecto mármol en un juego de cortes, claroscuros y diferentes texturas.

La visita a la nueva sala de exposiciones de Ragno es una verdadera experiencia estética que culmina en la sala de reuniones, donde el visitante encontrará un bello y original homenaje artístico a Giorgio De Chirico, a su hermano Alberto Savinio y a la fábrica Marazzi, representada en su arquitectura original en un dibujo de 1966. El mosaico policromado diseñado por Benedetta Tagliabue – EMBT está compuesto por pequeños azulejos de vivos colores, y reinterpreta uno de los cuadros metafísicos de la antología «Le piazza d’Italia».

Son tres los elementos principales de este proyecto: el espacio, lo más neutro y limpio posible con colores y luces cálidos para realzar la cerámica como si fuera una obra de arte; la cerámica, que es la protagonista y, por último, pero no menos importante, la madera. Este último es el material elegido para las instalaciones, los muebles y las puertas para diseñar un showroom donde los clientes se sientan como en casa, en un espacio cálido y acogedor.

La ligereza y las dimensiones extraordinarias de las grandes y finas losas de gres destacan en su totalidad junto a las pequeñas cerámicas de la colección de cerámica, que decoran las grandes vitrinas, enganchadas a un sistema de tirantes típico de los barcos de vela que, una vez más, simula la geometría de una tela de araña.

El mobiliario también juega un papel muy importante en este nuevo espacio. Se han realizado a medida, en colaboración con la carpintería La Navarra de Madrid, tres mesas diseñadas por Enric Miralles y Benedetta Tagliabue, la especial “Inestable”, “Dolmen” y “Tronco”. También el diseño de 8 cajones de la mesa “Estudi” ha sido adaptado para guardar las muestras de azulejos. Todas las sillas han sido producidas por la empresa Midj y cuidadosamente elegidas con colores cálidos y en cuero natural.

Imágenes cedidas: © Tiziano Sartorio, cortesía Ceramiche Ragno