Árima inaugura Botánic, un espectacular edificio de oficinas con un jardín botánico propio

Trabajar en una oficina ubicada en una zona privilegiada de Madrid mientras se disfruta de la naturaleza en todo su esplendor es posible gracias a Botánic. Ya se ha inaugurado uno de los pocos edificios para empresas de Europa que aúna los más avanzados adelantos tecnológicos y un jardín botánico con más de 100 especies diferentes capaces de adaptarse adecuadamente al entorno.

Guillermo Fernández-Cuesta, director inmobiliario y adjunto al consejero delegado de Árima, destaca que “Botánic va más allá de todo lo que tradicionalmente entendemos por un edificio de oficinas, al integrar todo tipo de servicios en una experiencia única de trabajo muy eficiente en costes para nuestro futuro inquilino, y todo alrededor del primer jardín botánico privado que tendrá Madrid”.

El inmueble, ubicado en una de las zonas empresariales más consolidadas de Madrid, integra los adelantos tecnológicos más vanguardistas con un espacio natural privilegiado 

El edificio, que ha sido remodelado con el reposicionamiento integral diseñado por el estudio de arquitectura Álvarez-Sala, cuenta con 9.902 m² de superficie bruta alquilable distribuidos en nueve plantas y más de 1.000 m² adicionales de terrazas, así como un aparcamiento de 224 plazas incluyendo una ampliación destinada íntegramente a vehículos de recarga eléctrica, como parte de su plataforma de movilidad sostenible.

El arquitecto Enrique Álvarez-Sala destaca “la imagen limpia y moderna que representa Botánic para Madrid, puesto que, al acceder a la ciudad por la A2, es el edificio que más se ve”. El inmueble cuenta con la máxima visibilidad desde la autovía Madrid-Barcelona (A-2) gracias a una fachada de espectacular diseño que incluye un muro de cortina de última generación.

Zona empresarial consolidada

La localización es otro de los atractivos de Botánic, pues se ubica en una de las zonas más consolidadas de oficinas de Madrid, donde se enclavan importantes entidades financieras y grandes compañías. Dispone de plantas totalmente diáfanas sin pilares de hasta 2.000 m² con máximas calidades, donde destaca una altura libre de 2,8 m². El lobby de más de 200 m² integra accesos de entrada y salida del edificio desde las calles Josefa Valcárcel y Telémaco. El espacio al aire libre denominado “La Plaza” será el corazón de Botánic, y está especialmente pensado para realizar eventos, conferencias e incluso conciertos. Todo ello disfrutando de la naturaleza gracias al primer jardín botánico privado de Madrid de 2500 m², a lo que hay que sumar 1200 m² de terraza.

Los servicios con los que contará el edificio serán entre otros, un espacio para restaurante y un gimnasio de primer nivel, también una exclusiva zona de clientes rodeada de terrazas con vistas impresionantes, así como posibilidad de tener un auditorio con capacidad para 120 personas.

Botánic es el buque insignia de la Socimi Árima, artífice de un proyecto que, bajo el lema Business like second nature, se erige en unos de los mejores espacios europeos donde trabajar. Este referente de la arquitectura madrileña se cimenta en cuatro pilares: sostenibilidad, bienestar, salud y tecnología. Sobre ellos se levanta un inmueble que combina el diseño más vanguardista con la máxima eficiencia en costes para ofrecer a sus inquilinos los más altos estándares de calidad y generar valor añadido para los accionistas.

Sostenibilidad

El compromiso ineludible de Árima por la sostenibilidad se refleja en el diseño y la gestión de sus inmuebles. En el caso de Botánic, la remodelación se ha llevado a cabo cumpliendo los parámetros que le permiten obtener la calificación LEED® Platino, otorgado por el USGB Council. La Socimi ha alcanzado un acuerdo con la empresa de sistemas de carga inteligente Wallbox® y con el fabricante de bicicletas eléctricas Ecobike® para dotar de movilidad eléctrica a sus activos. De esta forma, Árima tendrá este año el 20% de sus plazas de aparcamiento electrificadas y contará en ellas con bicicletas eléctricas autolimpiables de última generación, que purifican el aire.

Bienestar

La paisajista Isabel Pallarés pone en valor “los beneficios de integrar la naturaleza en las oficinas tal y como ha hecho Árima, destacando que favorece el bienestar mental, además de ser una fuente de inspiración para fomentar la creatividad en el puesto de trabajo”. El edificio alcanzará la certificación WELL ® Gold, uno de los sellos referentes que acredita el bienestar de las personas que trabajan en un inmueble y que evalúa el ambiente de trabajo.

Salud

Crear entornos laborales saludables es otra de las grandes preocupaciones de Árima, que tiene en Botánic a su mejor exponente. El edificio cuenta con la certificación WELL Health & Safety del International Well Building Institute (IWBI). Para obtenerla se han establecido un total de 21 objetivos en torno a: salud, limpieza y con especial atención en la gestión de la calidad del aire y del agua del edificio.

Botánic estará equipado con un sistema de tratamiento de aire similar al que se usa en los hospitales. Se compone de sistemas de filtración y purificación por fotocatálisis y sistemas de polarización activa que consiguen espacios resilientes frente a microorganismos y contaminantes físicos, lo que permite la renovación permanente del aire en el edificio de la forma más sana posible. El partner elegido por Árima para ello ha sido Aire Limpio.

Tecnología

La tecnología es el cuarto pilar de la estrategia corporativa de Árima, que se materializa a través de la plataforma digital de Árima y que es la apuesta que Botánic ofrece gracias a Opinno. Esta consultora global de innovación ha diseñado para Árima una plataforma tecnológica que está presente en toda su cartera de inmuebles y permite la mejora en un 90% del tiempo de control y registro de las visitas en el inmueble, con los consiguientes ahorros de costes de personal.

Dispone de 9.902 m² de superficie bruta alquilable repartidos en nueve plantas y más de 1.000 m² adicionales de terrazas