No ves la ventana, ves el cielo: así es la nueva generación de ventanas de cubierta plana de VELUX

VELUX, compañía especialista en ventanas de tejados, ha presentado sus dos nuevos modelos para la nueva generación de ventanas de cubierta plana con cúpula de vidrio. Su diseño innovador, minimalista y elegante, con vidrio que va de borde a borde, ofrece un área acristalada del 88% que facilita la entrada de hasta 52% más de luz natural, permite una mayor visibilidad del exterior desde el interior y ofrece una mejor eficiencia energética (hasta un 30%).

Diseñados para tejados de hasta 15º grados de inclinación, ya están disponibles los modelos de ventana con cúpula de vidrio curvo (0º-15º) y con vidrio liso (2º-15º). Ambas propuestas, con la opción de acristalamiento doble o triple (novedad), ofrecen una excelente eficiencia energética, alta resistencia ante robos (certificado anti-intrusión) y condiciones atmosféricas adversas y gran aislamiento acústico, y un sellado de alta adherencia. El modelo de vidrio curvo incorpora, además, la tecnología CurveTech que aumenta la visibilidad del exterior y crea un drenaje óptimo facilitando el deslizamiento natural de agua y residuos.

«Nos preguntan si se trata de una ventana o una cúpula. La respuesta es sencilla, es una ventana con cúpula. Desde tu cocina, salón o dormitorio no ves la ventana, ves el cielo. Para su diseño, hemos eliminado elementos en el exterior, ocultado la mayor parte que ocupaba la instalación de los accesorios y aumentado la superficie acristalada con el objetivo de permitir una mayor entrada de luz natural, ventilación y mejores vistas. Además, ambos modelos pueden ser fijos o con accionamiento eléctrico, suprimiendo la opción manual y siendo totalmente compatibles con VELUX Active, nuestra solución para hogares inteligentes», ha comentado Almudena López de Rego, arquitecta y directora de la oficina técnica de VELUX.

El modelo de ventana con cúpula de vidrio curvo está disponible a partir de 799 € y con vidrio liso desde 666€, y pueden ser instalados para sustitución de ventanas de otras generaciones o claraboyas, reduciendo las perdidas energéticas y aumentando el confort en el interior de la vivienda, o a través de la apertura de nuevos huecos para aumentar la luz natural con un reparto además más uniforme al margen de la orientación y disponer de una ventilación más efectiva gracias al efecto chimenea.

Ambas soluciones están disponibles en 10 tamaños (desde 60×60 cm hasta 200×100 cm) y permiten una instalación sencilla y discreta de cortinas para ajustar la luz o toldos para proteger del calor, e incluyen un motor integrado en el marco impulsado por energía solar para poder ser controladas desde el dispositivo móvil.

Almudena Lopez de Rego apunta que «recomendamos a los profesionales que prescriban estos modelos que aprovechen el momento de la instalación para incorporar la nueva generación de cortinas plisadas, de oscurecimiento y toldos exteriores, dependiendo de las necesidades de la vivienda. Como novedad además pueden instalarse mosquiteras. Y si el cliente no quiere realizar la inversión de una vez, todos los accesorios pueden ser incorporados tras la instalación, así como la motorización de la ventana si se optó por una solución fija.

Además, la nueva generación se completa, para tejados entre 0º-15º, con un modelo de ventana con cúpula acrílica de diseño clásico y acristalamiento doble como solución para ventanas no visibles desde el exterior, y el modelo de claraboya translucida sin acristalamiento y pensada para estancias no habitables como un garaje o un almacén.

Imágenes cedidas: VELUX