Cuidados y consejos para adecuar tu terraza o balcón

TEXTO: Fernando Pozuelo. Fernando Pozuelo Landscaping Collection. www.fernandopozuelo.com @Jardindeautor

Este año la llegada del ambiente primaveral se ha hecho de rogar, pero cuando esto sucede y llega el buen tiempo, los días son más largos y podemos disfrutar de más horas de sol, nos encanta exprimirlo al máximo, pasando a desarrollar gran parte de nuestras actividades al aire libre y evitando los planes en espacios interiores. 

En la actualidad, las terrazas, balcones y áticos se han convertido en el sueño de muchos, y es que estos espacios que se encuentran en las alturas de la ciudad, suponen una desconexión frente a los ruidos de la urbe, más aún si se encuentran situados en el centro urbano y nos permiten disfrutar de la vida exterior en nuestro propio hogar. Además, vienen a dar respuesta a esa tendencia natural que ha florecido en los últimos años de búsqueda de la libertad y el contacto con la naturaleza.

Estos espacios pueden ser de diferentes tamaños, pero todos ellos son idóneos para poder adecuarlos y disfrutarlos, acercando así la naturaleza a nuestra vida. Los hay muy grandes, también denominados como “sexta fachada”, que se corresponden con el 100% de la superficie que ocupa en planta el edificio, y los hay de tamaño medio o incluso pequeños. Todos ellos, además de ofrecer un espacio verde con todos los beneficios que nos puede aportar, con vistas y atardeceres sobresalientes, permiten mejorar la eficiencia térmica del edificio, ya que sirven de colchón térmico.

Como en cualquier espacio natural, ya sea un jardín privado, un parque público o nuestra terraza o balcón, la elección de las especies verdes que se incluirán en él es algo fundamental, determinando el conjunto de este espacio. Entre algunas de las especies más idóneas para plantar, cabe destacar:

  • La Trachelospermum jasminoides, una planta trepadora, aromática, capaz de tolerar condiciones de frío y de hoja perenne que recuerda a las tardes de verano vacacionales.
  • El Buxus sempervirens, tradicional de los jardines clásicos. Cuenta con un crecimiento muy lento y es de buen cultivo en maceta y jardinera, siendo una planta ideal para otorgar elegancia.
  • Un toque de plantas culinarias siempre viene bien en una terraza, como el perejil, el hinojo, la hierbabuena o el eneldo.
  • La Zantedeschia aethiopica, una planta que destaca por su sencilla belleza, apta para zonas con sol y sombra y con bastante humedad.
  • El Geranium. Cuando se habla de geranio, la gente piensa en el geranio Zonal, que es el convencional, pero hay otros muy interesantes, como el geranio de olor, la gitanilla colgante o el pelargonio.

Además del aspecto natural, también debemos de tener en cuenta otra serie de factores para potenciar el disfrute en nuestra terraza, y es que todos ellas deberían contener un espacio de reposo para las épocas estivales. En este sentido, es importante contar con sistemas de sombreamiento, que van desde los más sencillos compuestos por velas y ligeras estructuras hasta soluciones muy sofisticadas como las pérgolas bioclimáticas. Asimismo, las áreas de chillout nos permiten conseguir un entorno relajado, por ejemplo, para disfrutar de la caída de la tarde, en pareja o con amigos. El cuidado de estos espacios juega un papel fundamental a la hora de mantener un buen aspecto y permitir que este espacio obtenga su máximo potencial.

Un toque de plantas culinarias siempre viene bien en una terraza, como el perejil, el hinojo, la hierbabuena o el eneldo

Imágenes cedidas: © Shutterstock