Capricho urbano convertido en casa tipo loft

Esta casa tipo loft firmada por Molins Design se convierte en un pequeño capricho urbano con todo lujo de detalles. Práctica y funcional, esta vivienda presenta un diseño interior muy peculiar, con espacios diáfanos dispuestos de una forma del todo eficiente. De hecho, uno de los objetivos principales de esta intervención pretendía mejorar la practicidad de cada una de las estancias del hogar, para convertirlas así en zonas vanguardistas de un estilo más fresco y que aportaran una mayor sensación de bienestar.

Para ello, el equipo de interioristas y decoradores trabajó de forma intensa el concepto open space, aprovechando al máximo el espacio disponible. Su misión en este loft urbano de Barcelona era el de aumentar la sensación de amplitud en cada estancia. Todo ello, teniendo en cuenta la decoración y el diseño de interiores que combinara mejor con el estilo y los gustos de sus propietarios.

Un salón de diseño abierto al resto de estancias

El salón es una de las joyas mejor guardadas de esta casa tipo loft. Este espacio se convierte en la zona más amplia de la vivienda, comunicándose con el resto de estancias en planta. Uno de los aspectos más interesantes que presentaba el espacio inicial era su grandiosidad y una espectacular entrada de luz natural hacia todos los rincones de la casa. Por ello, se decidió aprovechar estos puntos clave del salón y añadir otros elementos que dotaran al espacio de una mayor comodidad y confort.

Por una parte, y aprovechando un tiro de pared con salida al exterior, se coloca una chimenea de gas de gran formato. Elemento que, junto al mueble de la televisión, recrea uno de los espacios más interesantes de la vivienda. Además, y a petición del cliente, se añade un armario librería para mejorar el almacenaje doméstico. Se trata de un espacio de lectura que gana protagonismo dentro del espacio gracias a su estructura de madera en roble natural y sus estanterías retroiluminadas.

Tanto el sofá como la mesa de centro del salón son elementos o diseños de producto propios de Molins Design. La mesa incluye una base simple en forma de L, que se apoya en una caja de cristal, mientras que el sofá combina tanto en color como en estilo con el cromatismo de la estancia, incluyendo un juego de texturas que lo hacen muy cómodo. Para finalizar la intervención del salón, se ubican un par de hornacinas o nichos empotrados en la pared que incluyen piezas artísticas de decoración sofisticada.

Comedor conectado a una cocina con isla

Esta casa tipo loft cuenta con una cocina con isla construida a base de porcelánicos de gran formato. Sus armarios, un tipo de mobiliario lacado en color blanco, se fabricaron para que se abrieran y cerraran de forma independiente. De esta manera, se obtiene una cocina automatizada, en la que es mucho más sencillo cocinar y realizar las tareas diarias de limpieza. A un lado de la isla, se ubican unos taburetes de cocina con respaldo con el objetivo de aprovechar el espacio como una barra americana en la que poder comer o tomar cócteles con amigos y/o familiares.

Para ocultar el lavadero, que se encuentra unido a la cocina, se incorpora una pared de porcelánico que desdobla en sentido mariposa el dibujo. Un efecto estético que disimula la entrada a esta estancia secundaria y que ayuda a seguir la continuidad visual de la cocina hacia el salón.

En el comedor encontramos dos espacios de gran importancia. Por un lado, visualizamos la zona de comidas, que cuenta con una mesa de gran formato tipo Mikado. En este caso, se opta por un diseño de producto propio del estudio: la mesa Victoria. Es un tipo de mobiliario dúctil, de formas sencillas y que funciona al igual que una escultura. Su diseño se hizo con unos acabados muy especiales de mármol nacarado, que combinan a la perfección con el resto de decoraciones. Junto a las cortinas, alfombras y sillas del salón, todos los elementos de la estancia adquieren un juego de colores entre los tonos blancos y los tostados.

Por otro lado, y a petición del propietario, se diseñó un despacho junto a la librería para teletrabajar. Sin duda, una de las opciones más demandadas tras la irrupción de la pandemia en nuestras vidas.

Dormitorio con vestidor modular de gran formato

Siguiendo con el cromatismo del resto de estancias del hogar, se crean unos módulos para vestidores de gran capacidad. En realidad, consiste en un mix de armarios cerrados y abiertos, con cantos ingletados y tiradores integrados. Además, se añaden algunas cajoneras extras para ubicar la ropa interior, cinturones, corbatas y otros accesorios.

El dormitorio, anexo a este gran vestidor, tiene una pieza de gran importancia: un espectacular mueble cabecera de cama. Esta gran bancada está hecha con madera de roble oscuro y se encuentra revestida de un textil tipo terciopelo. Para las mesitas de noche y el resto de decoraciones de la habitación se opta por un diseño geométrico y atemporal. En definitiva, un conjunto idóneo entre mobiliario y decoraciones, que recrea un dormitorio vanguardista y funcional.

Diseño de baños pequeños pero funcionales

Una de las intervenciones más interesantes de esta pequeña casa tipo loft fue la llevada a cabo en sus baños, tanto el principal como el baño secundario o de cortesía. Aunque de espacio reducido, dichas estancias del hogar aprovechan al máximo el espacio disponible. Para ello, se diseñan y fabrican los muebles interiores a medida, en colores claros para mejorar en todo momento la sensación de amplitud.

Imágenes cedidas: © Jordi Miralles