La hogareña oficina por la que ni te plantearás la opción de teletrabajar

Localizadas en el corazón de Málaga y firmadas por Leblume, las oficinas de la empresa tecnológica Plytix suponen toda una revolución a la hora de diseñar espacios de trabajo. De hecho, la compañía ha sido elegida como la mejor empresa para trabajar en el ranking Best Workplaces to Work in Málaga 2021.

Techos altos, grandes ventanales de madera, balcones de mármol y forja y un patio central de luces son solo algunos de los elementos que configuran el inmueble de principios del siglo XX en el que se ubica, conservando así su encanto original pese a haber sido reformado en 1997.

A la hora de desarrollar el interiorismo, se ha tomado como referencia dos de las principales características que ofrecen los productos informáticos de Plytix: la sencillez y la user-friendly interface. Estos conceptos, junto con las conclusiones que obtuvo Leblume del análisis de su flujo de trabajo diario, han llevado al estudio a proyectar un espacio sencillo, hogareño y con un espíritu joven.

Espacios orientados a generar bienestar

La oficina, de unos 300 m² aproximadamente, es un espacio dinámico, con diferentes ambientes según la actividad que se quiera desarrollar, con pinceladas de color que le aportan frescura y una selección de plantas que ayudan a depurar el aire interior y absorber buena parte de las radiaciones que emiten las pantallas. En definitiva, una oficina orientada a generar bienestar, facilitar la comunicación y socialización entre los usuarios y hacerles más cómodo su día a día.

Para ello, el estudio se ha deshecho de todos los elementos superfluos existentes de la anterior reforma, conservando únicamente el pavimento de piedra y los ventanales. Por su parte, se han creado nuevas divisiones acorde con las necesidades de la oficina actual y recorridos fluidos con esquinas curvas que hacen el espacio más amable. Todas las instalaciones se han dejado vistas y se han utilizado los conductos de climatización, pintados en el color corporativo de la marca, como hilo conductor.

Diseñando soluciones adhoc

Para la recepción, se ha buscado una combinación de colores que aportan dinamismo al espacio. Además, se ha diseñado un mostrador a medida con un puesto de trabajo, un armario que sirve de ropero y taquilla para los empleados y una zona de estar para reuniones rápidas.

Entre la zona de trabajo y las salas de reuniones, se ha creado un espacio polivalente, donde se ubica la mesa de billar, uno de los iconos de la empresa, y las pantallas de monitorización, para las que se han usado unos puntales de obra como soporte.

Para mejorar el confort acústico del espacio, se han diseñado soluciones fonoabsorventes adhoc, como los «techos acústicos» de la cantina o los de lama de las salas de reuniones. La zona de trabajo se ha tratado de una forma más neutra con la intención de favorecer la concentración, y se ha colocado un rack de bicicletas y un punto de carga para patinetes eléctricos, favoreciendo así la movilidad sostenible de los empleados.

Imágenes cedidas: © Marinamluna