Twelve: una forma geométrica contundente fácilmente identificable

Ubicada en Mallorca, concretamente en Santa Ponça, Twelve es una vivienda unifamiliar aislada diseñada por el despacho Jaime Salvá Arquitectura & Interiorismo en la que se ha apostado por las líneas rectas y los espacios limpios.

La construcción sigue un estilo arquitectónico mediterráneo contemporáneo, cuidándose la distribución para obtener unos espacios amplios, extremadamente luminosos, con ventilación cruzada, conectando interior y exterior para conseguir una mayor sensación visual.

Estos espacios se convierten en un juego de volúmenes que se transforman en una arquitectura icónica, donde se fusiona la forma y la función, ya que cualquier gesto
arquitectónico obedece a un motivo funcional.

Se han utilizado pocos materiales, pero muy pensados, como la piedra seca local del municipio de Santanyí —utilizada en muros tanto exteriores como interiores— o la piedra caliza gris balear, que aporta unos tonos muy neutros que aportan armonía en los espacios, potenciando la voluntad de hacer de la vivienda un hogar y un espacio de relajación donde sentirse a gusto.

La constructora Islabau ha sido la encargada de levantar esta vivienda, con el diseño y dirección de obra de Jaime Salvá como arquitecto e Iñaki Fernández como arquitecto técnico, siguiendo criterios de sostenibilidad, principalmente mediante los elementos pasivos, como son la orientación respecto al sol o la ventilación cruzada, así como unos buenos aislamientos térmicos en el forro de la vivienda con el sistema SATE.

La simplicidad de poder dibujar a mano rápidamente la geometría formal de la vivienda y que esta sea fácilmente reconocible fue precisamente lo más complejo de conseguir.

La conexión entre el interior y el exterior ha sido uno de los puntos más importantes a la hora de diseñar la vivienda. Nada más entrar en ella nos encontramos con un patio lleno de vegetación, y la forma geométrica de la vivienda nos va generando espacios exteriores relacionados con los interiores, otorgándole a cada uno de ellos su tamaño adecuado, su apropiada orientación al sol y sus sombras. De esta manera, se amplía la sensación espacial y se optimiza el uso de todas las estancias.

Imágenes cedidas: © Xisco Kamal y Mauricio Fuentes