Laura Yerpes convierte la clínica Sensabell de Valencia en un templo a la belleza

La nueva clínica Sensabell de Valencia es el último proyecto del estudio de interiorismo y decoración Laura Yerpes. Un templo a la belleza que partía de un espacio diáfano y cuyo diseño combina una distribución eficiente, piezas de mobiliario exclusivo y la riqueza de los materiales para lograr una imagen acogedora y única.

“Partimos de una planta cuadrada, así que creamos un cuadrado concéntrico para la zona privada de la clínica. El resto de habitaciones rodean ese espacio. Se crea así un cuadrado dentro de un cuadrado que facilita la circulación en ambos sentidos. Con esa distribución, aprovechamos el máximo el espacio para los despachos y las salas de exploración”, explica la interiorista y decoradora Laura Yerpes.

En la recepción y la zona de espera se han diseñado asientos a medida de inspiración minimalista para no restar importancia al resto de elementos decorativos. El suelo de la clínica emplea losetas de material vinílico que absorbe el sonido y aporta calidad.

“Los detalles, los materiales y las tonalidades transmiten una riqueza estética adicional a los espacios de paso y a cada una de las salas generando armonía en el diseño final”, explica la interiorista.

Para la configuración del área de recepción, el estudio diseñó un mostrador exclusivo que combina madera de cebrano veteada en contraste con el mármol, a juego con el pavimento. Una mezcla de tonos fríos y cálidos que supone una apuesta atrevida.

El espacio diáfano inicial se ha transformado en un cuadrado concéntrico alrededor del cual se sitúan el resto de las estancias

Los tres despachos comparten mobiliario, pero difieren en el revestimiento de las paredes y los tonos de la decoración para aportarles una personalidad propia: formas geométricas, texturas naturales que evocan la madera y los tonos empolvados. Todo el sistema de iluminación de las zonas de paso parte de un concepto vertical, que se controla desde los propios despachos.

La doctora Maria Teresa Achiques, directora de la clínica Sensabell, explica que, con este nuevo espacio, aspiraban a mimar a sus clientes de una manera especial, del mismo modo que con sus tratamientos de medicina estética. “El equipo de Laura Yerpes captó qué necesitábamos y nos plantearon unas ideas y una propuesta de materiales que encajaban con nuestra visión y con nuestros valores. Han superado todas nuestras expectativas. El resultado es una clínica muy bella”, explica la otorrinolaringóloga.

Imágenes cedidas: © Germán Cabo