“Boom inmobiliario”: el sector vendió más de 527.000 viviendas en 2021

El sector de la construcción en España ha sufrido estos dos últimos años una revalorización a consecuencia de la pandemia. El confinamiento de marzo de 2020 hizo que la gente se replanteara su forma de vivir y empezara a valorar que sus viviendas deberían ser lugares apacibles, donde sea agradable descansar, por lo que espacios exteriores como jardines, balcones y terrazas, se han revalorizado.

Las cifras de ventas de edificios residenciales vuelven a estar a niveles de 2008, pues, según datos de los notarios, a fecha de octubre de 2021 ya había 527.000 viviendas vendidas en 2021, aunque los precios de estos espacios no han aumentado prácticamente en estos dos años, con una tendencia alcista por debajo del 5%, según afirma Idealista.com. Además, tanto los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), como los del Consejo General del Notariado y del Colegio de Registradores de la Propiedad, hablan de incrementos de dos cifras en la venta de viviendas frente a 2020.

Con todo esto, hay que destacar que la venta de viviendas de obra nueva es la gran beneficiada con este boom inmobiliario. De hecho, en noviembre de 2021 la compraventa de espacios residenciales nuevos aumentó un 24% en relación al mismo mes de 2020, según datos del INE, lo que supone nueve meses seguidos con tasas interanuales positivas.

Estos datos son consecuencia del deseo de los compradores por adquirir viviendas sin estrenar, pero, sobre todo, por el complemento que este tipo de espacios suele traer consigo, y que no es tan recurrente entre viviendas más antiguas: los espacios abiertos. La mayoría de estas nuevas construcciones tienen adheridos jardines en comunidades, piscina, pistas para hacer deporte, así como balcones e, incluso, terrazas.

Nuevas ubicaciones de interés

El mercado de la vivienda vive un especial auge en determinadas localizaciones de España. Este es el caso de Madrid, donde se registran la mayoría de transacciones, seguido por Barcelona, Málaga, Alicante y Valencia, con diferencia las provincias donde más viviendas de obra nueva se han comprado.

Además de estas localizaciones, la demanda también ha aumentado en los pueblos próximos a las grandes ciudades, siempre y cuando reúnan ciertas características que les permitan tener lo mejor de ambos mundos: buena comunicación por medios de transporte, buenos servicios médicos y comerciales, y buena conexión a Internet.

Desde la constructora Alza Obras y Servicios declaran que “este 2022 se espera que la tendencia siga siendo creciente. Con un incremento de los precios de las viviendas muy ajustado, el mercado continuará cosechando buenas cifras de compra, permitiendo al sector recuperarse de la crisis tras la pandemia. Debemos estar muy atentos a posibles nuevas variantes, así como a la inflación de los precios, para continuar este crecimiento del sector”.

Las viviendas de obra nueva aumentaron más del 24% el pasado noviembre, el noveno mes con tendencia alcista

Imágenes cedidas: © Shutterstock