Cómo duplicar el ritmo de rehabilitación de colegios sin aumentar la inversión pública

La Plataforma de Edificación Passivhaus hace un llamamiento a las Administraciones públicas sobre la necesidad de construir y rehabilitar los colegios en España a gran escala para que los alumnos estudien en instalaciones de bajo consumo y con mejores condiciones para su salud y rendimiento escolar. Según cálculos de la asociación, bastaría con que España hiciera una inversión inicial en 43 centros educativos para que, gracias a los ahorros energéticos obtenidos con esas actuaciones, pudieran llevarse a cabo rehabilitaciones en otros 50 colegios de aquí a 2050 sin coste alguno para las arcas públicas.

El estudio ‘Monitorización de colegios’, publicado por la Asociación en 2020, ya demostró que las condiciones de confort, calidad ambiental y ventilación en el interior de los centros escolares en España suspenden de manera generalizada, independientemente de la zona climática, la tipología, la antigüedad y la casuística particular de cada colegio. Así, los alumnos estudian en condiciones inadecuadas durante la mayor parte del tiempo que pasan en estos centros (5 de cada 6 horas).

Construir un colegio nuevo de bajo consumo energético requiere una inversión adicional de entre el 0% y el 5% y a cambio puede conseguir un ahorro energético del 75% y que los alumnos estudien con un gran confort térmico y con unas concentraciones de CO2 bajas. En el caso de las rehabilitaciones de colegios la inversión adicional requerida rondaría entre el 5% y el 10% pero permitiría reducir el consumo energético en hasta un 90%.

Para Bruno Gutiérrez Cuevas, presidente de la Plataforma de Edificación Passivhaus, “las conclusiones del estudio son realmente preocupantes, por eso, y en el contexto actual donde la rehabilitación energética se ha convertido en una de las prioridades del Plan de Recuperación con fondos europeos, creemos que es fundamental que las autoridades prioricen los centros educativos. Al fin y al cabo, la población escolar que es espacialmente vulnerable está sufriendo condiciones que inciden directamente en su concentración y salud”.

Por todo ello, la Plataforma PEP ha querido destacar en esta ocasión que los ahorros de energía obtenidos a la hora de rehabilitar colegios pueden reinvertirse en nuevas actuaciones en otros centros sin necesidad de multiplicar la inversión pública. En concreto, si se rehabilitaran los 43 colegios analizados en el estudio, en un plazo de tres décadas se conseguiría más que duplicar el número inicial de edificios rehabilitados sin que fuera necesario destinar nuevos recursos: bastaría con aprovechar los ahorros generados por la reducción en el uso de climatización y consumo de energía en general.

La asociación llega a esta conclusión tras estimar que con una inversión inicial de 43 millones de euros para rehabilitar los 43 colegios (1 millón para cada colegio) se conseguiría un ahorro anual de 1,25 millones de euros. Es decir, 5 millones de ahorro a lo largo de los 4 años que dura una legislatura. Reinvirtiendo esos 5 millones ahorrados en rehabilitar 5 colegios más, se lograría un ahorro de 1,40 millones anuales a partir del primer año, que en la siguiente legislatura nos daría 5,58 millones de ahorro. Y así sucesivamente hasta que, en el año 2050, se habrían rehabilitado cerca de un centenar de colegios en total, solamente con la inversión inicial de los 43 millones y la posterior reinversión de los ahorros energéticos obtenidos durante los años siguientes.

Dicho de otro modo, la renovación de 50 centros educativos a lo largo de las próximas legislaturas saldría completamente gratis al Estado, como resultado de la inversión inicial en 43 colegios repartidos por toda España. Un plan que conllevaría notables beneficios sociales y medioambientales, además de la generación de empleo asociada a estas actuaciones de mejora en edificios.

“Si tenemos en cuenta que el Programa de Impulso a la rehabilitación de edificios públicos (PIREP) contempla invertir 1.080 millones de euros, nuestra propuesta de realizar un desembolso público de solo 43 millones para centros educativos es una cantidad insignificante en comparación con un plan estatal como este. Por supuesto, si la apuesta es mayor, el beneficio también lo será y seremos capaces de rehabilitar aquellos edificios en los que estudien las generaciones futuras”, concluye Gutiérrez Cuevas.

Una inversión de 1 millón de € en la rehabilitación de un centro educativo generaría ahorros suficientes para duplicar el número de edificios rehabilitados a los 30 años

Estudio Monitorización de Colegios

La Plataforma PEP analizó más de 700.000 parámetros en 43 centros escolares de 33 ciudades españolas y los dos aspectos macro que se estudiaron, por su especial incidencia en el bienestar y la calidad del aire dentro de un inmueble, fueron el confort higrotérmico, que incluye las variables de temperatura ambiente y humedad relativa; y los niveles de CO2. Cruzando las mediciones de ambos parámetros, el estudio demuestra que durante el 84% del tiempo —5 de cada 6 horas— de uso de las aulas de los centros educativos no se dan las condiciones adecuadas para que alumnos, profesores y el resto de personal de los colegios realicen sus tareas de forma óptima.

Imágenes cedidas: © Shutterstock