Una pasarela que construye recorridos fluidos en una suerte de promenade architecturale

El objeto de la presente ampliación, llevada a cabo por Palenzvela Taller de Arquitectura, consiste en la incorporación de una pasarela y escalera que unifica los dos volúmenes que componen el colegio San Agustín, situado a menos de 2 km del Parque Natural de Puntas Entinas-Sabinar, en el plastificado paisaje del poniente almeriense.

La nueva construcción da respuesta a la necesidad de modernización y adaptación a la normativa de contraincendios y accesibilidad que los actuales edificios no cumplían, y que en primera instancia se preveía resolver de manera independiente para cada unos de los edificios que conforman el colegio.

La propuesta unifica las dos construcciones cosiendo y construyendo recorridos fluidos en una suerte de promenade architecturale, que rememora el contexto del humedal mediterráneo del Parque Natural de Puntas Entinas mediante el realce de la atmósfera luminosa, resultado de los destellos y brillos de la volumetría cerámica.

Desde la abstracción, la intervención se muestra como una yuxtaposición de volúmenes, diferenciando la materialidad y la textura de la caja de escalera y de la pasarela al aire libre. La caja de escalera revestida por un azulejo vidriado liso de color verdoso absorbe la cambiante luz del cielo, refleja la luz y el color, el día y el tiempo. En el interior, la misma materialidad constituyen ambientes acuosos, cuando la luz entra de modo cenital mediante unas lucarnas situadas en cubierta, y que es distribuida horizontalmente en el interior mediante un plano horizontal suspendido desde el cual resbala por los laterales buscando la refracción de la luz.

La caja de escalera revestida por un azulejo vidriado liso de color verdoso absorbe la cambiante luz del cielo, refleja la luz y el color, el día y el tiempo

Imágenes cedidas: © Fernando Alda