La importancia del Garden Keeper, el profesional que nos ayuda a mantener nuestro jardín en perfectas condiciones

TEXTO: Fernando Pozuelo. Fernando Pozuelo Landscaping Collection. www.fernandopozuelo.com @Jardindeautor

Cuando pensamos en un jardín, hay dos conceptos que probablemente sean los primeros en venir a nuestra mente: belleza y armonía. Este espacio juega un papel muy importante en nuestra vida y en el hogar, ya que nos permite contar con un lugar de convivencia en el que disfrutar de nuestro tiempo libre junto a los nuestros. Al mismo tiempo, nos permite potenciar ese contacto con la naturaleza, tan necesario hoy en día, donde la mayor parte de la población se concentra en grandes ciudades lejos del entorno natural.

Es por este motivo que las zonas verdes en las ciudades, como parques, jardines públicos o, incluso, los jardines privados, son necesarios para potenciar y fomentar el bienestar de las personas que viven en estos espacios.

Si nos centramos en los jardines privados, cualquier buen jardín que se precie necesita que sus dueños le dediquen una cierta cantidad de tiempo y de recursos para que pueda alcanzar su máximo potencial. Los jardines son creaciones a largo plazo en las que los cuidados juegan un papel fundamental a la hora de mantener el plan de diseño original. Esto no siempre se cumple, por lo que esa creación que con tanto esmero y dedicación planificamos, perderá de manera progresiva toda su belleza y esplendor. 

Otro de los principales problemas que hacen que nuestro jardín vaya perdiendo su equilibrio inicial con el tiempo es la falta de conocimiento por parte de sus dueños, ya que esto requiere de una serie de requisitos y técnicas que solo las poseen los profesionales del paisajismo. Esto se personifica en la figura del Garden Keeper, un profesional que se encarga de satisfacer todas las necesidades de las que requiere nuestro jardín y que va más allá del mantenimiento diario rutinario, como puede ser la poda, el abonado, la limpieza o los tratamientos fitosanitarios. Gracias a la experiencia y formación, que suele combinar el paisajismo con la ingeniería, nos permitirá mantener nuestro jardín en las mismas condiciones que el primer día durante el paso de los años.

Además de los aspectos meramente estéticos, el correcto mantenimiento del jardín es de vital importancia para que esté preparado para hacer frente a las diferentes condiciones meteorológicas, como pueden ser las intensas nevadas que vivimos en gran parte de la península a comienzos de año, especialmente en la Comunidad de Madrid, donde gran parte de las especies vegetales quedaron gravemente afectadas.

También en los jardines privados, donde abundan los sistemas de riego automático, estos suponen un riesgo añadido. Este sistema de regadío que hace que los jardines luzcan verdes y frondosos, tiene un efecto negativo sobre las raíces, que suelen ser menos profundas y los sistemas radiculares más débiles, lo que reduce su sistema de anclaje y los hace más frágiles ante los temporales. Por ello, es vital la figura de este profesional que adecúa y prepara nuestro jardín para las diferentes estaciones del año.

Imágenes cedidas: Fernando Pozuelo Landscaping Collection