El CSCAE valora el trabajo para que España cuente con una Ley de Calidad de la Arquitectura

El CSCAE valora el trabajo realizado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y, en particular, por la Dirección General de Agenda Urbana y Arquitectura en la tramitación de la futura Ley de Calidad de la Arquitectura, cuyo anteproyecto ha llegado al Consejo de Ministros para pasar ahora el trámite de audiencia pública. La futura norma, en cuyo impulso el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE) ha tenido un papel relevante, establece el interés general de la arquitectura para el bien común. En este sentido, el CSCAE viene trabajando, desde hace años, en la redacción de una ley de arquitectura que definiera la importancia de la arquitectura para el bien común, siguiendo el ejemplo de la ley francesa del año 1977.

La necesidad de un marco jurídico que garantice la defensa y la promoción de la calidad de la arquitectura y del entorno edificado se ha hecho patente como consecuencia de la experiencia vivida con la pandemia de covid-19, y tanto la Declaración de Davos como el movimiento de la Nueva Bauhaus Europea promovido por la Comisión Europea para transitar hacia una sociedad más sostenible, aunando innovación, diseño y calidad arquitectónica. En este sentido, la futura ley consagra la calidad de la arquitectura y del entorno edificado como una política pública al servicio de la ciudadanía, tal y como lo han hecho ya algunas comunidades autónomas que han aprobado legislaciones específicas, como son Extremadura y Cataluña, y se está tramitando en otras, como Galicia o Andalucía.

Para el presidente del CSCAE, Lluís Comerón, la tramitación de esta norma, que considera “fundamental para garantizar un bienestar duradero que contribuya al desarrollo económico y social de nuestro país”, demuestra que “cada vez más, se va consolidando el papel fundamental que tienen la arquitectura y el urbanismo en la calidad de vida de las personas y para abordar respuestas eficaces a retos colectivos, como el cambio climático o el acceso a la vivienda. Esta ley, en línea con otras acciones, como la Declaración de Davos o la Nueva Bauhaus Europea, sitúa a España en una posición de liderazgo, al definir públicamente el interés general de la arquitectura”.

La futura ley consagra la calidad de la arquitectura y del entorno edificado como una política pública al servicio de la ciudadanía, tal y como lo han hecho ya algunas comunidades autónomas que han aprobado legislaciones

El anteproyecto de Ley de Arquitectura y Calidad del Entorno Construido constata el impacto directo que tiene el diseño del entorno construido en el día a día de las personas y, en consecuencia, plantea el reconocimiento de la Arquitectura y la calidad del entorno edificado como un bien de interés general y el deber de los poderes públicos de preservarla, difundirla y fomentarla para garantizar el bien común y la cohesión social. Con esta ley se intensificarán los esfuerzos para mejorar el conocimiento de la Arquitectura y del diseño urbanístico, de su fomento y de una mayor sensibilización y formación de los promotores y de la ciudadanía respecto a la cultura arquitectónica urbana y paisajística. Para ello, la futura norma incluye dos nuevos órganos para alcanzar los fines de la misma: la Casa de la Arquitectura y el Consejo de Calidad de la Arquitectura.

Igualmente, el anteproyecto de ley establece el marco jurídico necesario para potenciar la calidad arquitectónica y la sostenibilidad de las actuaciones en los procedimientos de contratación pública, en los que la Administración Pública tendrá un papel ejemplarizante. En este sentido, el presidente del CSCAE subraya: “Es el momento de la arquitectura y esta ley la refuerza. Ahora bien, para garantizar la calidad de la arquitectura y del entorno construido también es necesario garantizar unas condiciones de trabajo adecuadas para los profesionales. Es importante el papel ejemplarizante de las Administraciones Públicas, especialmente, en la contratación pública”.

La futura Ley de Arquitectura y Calidad del Entorno Construida está incluida en el Componente 2 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para la implantación de la Agenda Urbana Española como una norma necesaria para contribuir a consolidar el nuevo modelo de transición hacia una sociedad más sostenible y justa. El CSCAE valora el trabajo realizado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y, en particular, de la Dirección General de Agenda Urbana y Arquitectura en la tramitación de la futura Ley de Arquitectura y Calidad del Entorno Construido, destacando el proceso de participación pública desarrollado en diciembre del año pasado (PECA) y en el que los Colegios de Arquitectos desempeñaron una labor importante.

Esta norma incluye dos nuevos órganos para alcanzar los fines de la misma: la Casa de la Arquitectura y el Consejo de Calidad de la Arquitectura

Imágenes cedidas: Shutterstock