Más que una biblioteca: un nuevo espacio público de calidad en Nigrán

De la mano de Estudio Gándara Pons, el municipio pontevedrés de Nigrán presume de nueva Biblioteca Municipal. Se propone apoyar el volumen sobre el propio terreno, aprovechando el cambio de cota entre una zona y otra de casi una planta, lo que permite generar una plaza cubierta a modo de gran ágora de relación y acceso hacia el salón de actos en planta baja y hacia la plaza. Por su parte, se genera en la planta superior el acceso principal hacia el vestíbulo, de manera que el edificio se convierte en “acceso a la plaza” y en “plaza cubierta”, convirtiendo el conjunto en un elemento urbano de conexión y relación entre la calle y la plaza y dando solución a los aspectos de carácter urbano en una primera aproximación.

La planta baja está destinada a salón de actos, permitiendo el uso del espacio exterior cubierto para usos puntuales y sirviendo a la ciudadanía de lugar de resguardo y de espera para el autobús interurbano. No se trata solamente de construir una biblioteca si no que, además, sirve de elemento de comunicación con la plaza interior, elemento a poner en uso y valor, con la intencionalidad de generar un espacio público de calidad ligado a las nuevas instalaciones públicas destinadas a la biblioteca.

Programa de usos propuesto y encaje en el volumen

Debido a la posibilidad de levantar la misma altura que los edificios del entorno y con la intención de generar una imagen de conjunto con los mismos, se realiza la distribución del programa en función de las plantas propuestas, de tal modo que las plantas bajas se destinen a los espacios de carácter de uso más público, confiando los espacios de las plantas altas a los lugares de mayor recogimiento y silencio destinados a los fondos de la propia biblioteca y las salas de lectura. Así, se propone la planta baja, en comunicación con la calle y la plaza, como planta destinada a salón de actos, con el almacén general del conjunto y acceso independiente, permitiendo la utilización de las instalaciones de manera autónoma al uso de la biblioteca. Aprovechando que se realiza una plaza cubierta de acceso, el salón de actos puede “salir” a la calle, favoreciendo usos exteriores como actuaciones, presentaciones o talleres infantiles.  Del mismo modo, al tratar de generar una conexión directa con la plaza interior de la manzana existente, estos “usos exteriores” permiten utilizar la plaza interior de la manzana como “gran salón de actos” o “auditorio exterior” de apoyo a los usos que se proponen en el interior del edificio. Desde el acceso por planta baja el visitante se dirige directamente por la escalera principal hacia el vestíbulo general situado en planta primera, lugar de control destinado a personal y acceso general de usuarios.

En la planta primera es donde se realiza en acceso general a la biblioteca, de manera que cuenta con un espacio exterior cubierto para facilitar la espera previa al acceso y la ubicación de un buzón para recogida de los libros de préstamo fuera del horario de apertura de las instalaciones. En esta planta primera se ubica el acceso principal, accediendo por el vestíbulo general en el que encontraremos al personal de biblioteca y aseos generales. Se permite ya desde un inicio de la visita dirigirnos a cada una de las partes que configuran los diferentes espacios que conforman el conjunto: sala de informática, sala infantil, sala de fondos de biblioteca y sala de lectura.

Se ubican cercanos al acceso las salas de informática y la sala infantil. La sala de informática cuenta con acceso independiente desde el vestíbulo y se convierte en un espacio que comparte luz y vistas con la zona infantil, permitiendo mutaciones en el futuro para poder ceder y/o robar espacio entre uno y otro uso. La zona infantil, cerca del acceso, cuenta con una gran superficie y ventilación e iluminación directa desde el exterior, sin permitir debido a la elevación sobre la calle, vistas molestas hacia las actividades que se desarrollan en el interior, de carácter tan sensible debido a la temprana edad de los usuarios. Esta zona cuenta con un acceso exterior independiente desde el vestíbulo exterior de planta primera, favoreciendo la segregación del uso de la zona infantil de la biblioteca, al a vez que permite la recogida de los niños en una zona cubierta inmediata al acceso general del edificio.

Ascendiendo por la escalera principal del edificio nos situamos en la planta segunda, destinada a uso general de colección de los fondos de la biblioteca. Este espacio es el de mayor trascendencia en cuanto al uso, por lo que aparece un vestíbulo de acceso de doble altura que sirve como llegada, punto de ubicación de los fondos de hemeroteca y zona de espera, estancia, descanso y consulta en los ordenadores acerca de los fondos existentes. El resto de la planta de destina a la ubicación de estanterías para colocación de la colección de libros permanente, apareciendo las zonas obligatorias destinadas a aseos, limpieza y almacenamiento.

La planta tercera comunica con la planta de fondos de biblioteca mediante la escalera interior, de manera que el conjunto se comporta como una unidad dentro del edificio. La planta superior se destina a la ubicación de mesas y sillas para su utilización como sala de lectura, contando con una iluminación más privada y una altura en relación al uso. Se plantea dentro del programa y la distribución la posibilidad de ubicación de mesas de uso individualizado y mesas para el trabajo en grupo.

Cierra el programa de planta tercera la zona destinada a instalaciones generales del edificio, sala técnica y planta de climatización que, junto a los aseos generales, se sitúan en la zona interior del edificio, realizando luces hacia el interior de la manzana. Como parte fundamental del conjunto se ha dotado a la cubierta de un cierto carácter especial, favoreciendo la imagen del conjunto con la quinta fachada del mismo y situando sobre el mismo una zona de terraza al aire libre de uso restringido.

Se ha dotado a la cubierta de un cierto carácter especial, favoreciendo la imagen del conjunto con la quinta fachada del mismo y situando sobre el mismo una zona de terraza al aire libre de uso restringido

Imágenes cedidas: © Héctor Santos Díez