Porque ganar luminosidad es ganar amplitud: lo último de Deleite Design

Durante el confinamiento en casa nos han surgido nuevas necesidades. Nos hemos cansado de ver todo el día las mismas paredes y los mismos muebles. La luz natural se ha vuelto imprescindible y, por lo tanto, deseosa de colarse por todas nuestras habitaciones. Hemos creído en nuestro hogar, nuestro refugio, y hemos invertido en cada uno de sus metros cuadrados. El principal objetivo de esta contienda ha sido también versatilizar las estancias otorgándoles diferentes usos.

Este piso, ubicado en Majadahonda (Madrid), tenía muchas posibilidades, pero falta de almacenaje, luz y funcionalidad, especialmente en la zona del salón-comedor y la entrada de la vivienda. Otro punto importante era actualizar el resto de la casa y conseguir dos espacios de trabajo, ya que los clientes estaban teletrabajando y ese requisito era fundamental.

A cargo de Deleite Design, la intervención más importante consistió en abrir el salón-comedor por dos zonas a la entrada y al pasillo. Con esta solución se mantenía un armario importante en el hall que hacía de separación entre ambos espacios, ganando así mucha luminosidad y amplitud.

A su vez, se ha distribuido de una forma totalmente diferente el mobiliario consiguiendo mucho más espacio libre en la zona central para facilitar el movimiento y el paso a la terraza. La propietaria quería ganar fluidez en los recorridos y facilitar el movimiento. Esto se consiguió primero colocando el sofá contra la pared, en lugar de estar centrado separando los ambientes, y segundo, utilizando un banco en la pared opuesta del comedor. Así el centro de la habitación quedaba libre a falta de diseñar un mueble que sirviese para situar la televisión y diferenciar ambas zonas, salón y comedor con una celosía de listones de roble. De esta forma, se volvía a tener dos ambientes pero de una forma mucho más ligera y liberando totalmente el paso a la terraza.

Diseño de mobiliario a medida

Para la habitación se realizó casi todo el mobiliario a medida, las librerías y banco del comedor, el mueble de la televisión y la estantería que está junto a la butaca Eames. Diseñar y fabricar estos muebles permitió a Deleite Design ajustarlos al espacio totalmente y dar cabida a libros y objetos de los propietarios. Partiendo de esta base, se ha utilizado un mural de Coordonné en el comedor que da profundidad, una mesa de mármol diseñada por Margo Studio y una sillas en rejilla y cuero de TON. Todo ello bajo el equilibrio de la lámpara Cannée Screen, también de rejilla.

En la zona de estar se ha optado por un sofá rinconero en un tono neutro que sirve de base a una combinación de cojines en diferentes texturas y colores, destacando los de terciopelo de Christina Lundsteen. La pared la decora un cuadro de la propietaria que hace pareja con otro de Linea Lateral creado para combinar y compensarse entre ellos. A su lado una escultural lámpara Artic de Aromas del Campo completa la vista junto una mesita oriental.

En la terraza se ha creado un espacio versátil que puede usarse como comedor o zona de relax con un cómodo sofá, una mesita y dos sillas tipo café parisino que le dan un toque divertido.

El teletrabajo y el doble uso de los espacios en casa

Para poner solución a la necesidad de dos espacios de trabajo diferentes, se han situado uno en el dormitorio principal y otro en una habitación secundaria que se usa como invitados. En este espacio se ha realizado un armario completo a medida que, además de almacenaje, oculta una cama abatible. Con esto se ha conseguido espacio libre para el día a día trabajar y un cómodo dormitorio en el momento que sea necesario.

Un dormitorio con múltiples funciones

La habitación principal, un espacio compuesto por vestidor, baño y dormitorio también ha entrado en este proyecto. En esta zona se modificó totalmente la estética partiendo de un mural que figuraba entre las ideas aportadas por la propietaria. Con este diseño se combinan un cabecero de Matri en negro y rejilla, unas mesitas con estructura metálica y, de nuevo, dos muebles diseñados a medida.

En un saliente del dormitorio se ha situado el espacio de trabajo. Para ello, se ha fabricado un escritorio volado junto con unas baldas y se ha destacado esa zona con un color diferente. Frente a la cama, se ha creado un mueble con almacenaje de cajones en la parte baja y una librería con un panel corredero en la parte superior que oculta una televisión. Este mueble además tiene un relieve de palillería en la puerta que le da mucho movimiento por el juego de luces.

Imágenes cedidas: © Carla Capdevilla