Objetivo: conseguir un “sentido de hogar” con una arquitectura sin ornamento

Este proyecto de CREAM Estudio consiste en la reforma de un apartamento de 95 m² situado en la Vila de Gràcia, concretamente en la Plaza de Gal·la Placidia de Barcelona. Dicha plaza se sitúa a caballo entre los distritos de Gràcia y Sarriá-Sant Gervasi y fue construida en los años 30, siendo hoy un espacio público alegre y dinámico al cual mira este apartamento desde la cuarta planta. El edificio fue construido en los años 60 y el piso era de propiedad de los abuelos del cliente, una finca elegante y regia.

Originalmente el piso tenía la típica distribución muy compartimentada y laberíntica de algunos pisos del Eixample, con un pasillo único que distribuía a varias estancias, algunas de ellas sin luz ni ventilación natural, y quedando así mucho espacio de circulación poco útil para las necesidades actuales.

Antes de la intervención el piso tenía un ambiente muy oscuro debido a la excesiva compartimentación, por lo que se propuso un espacio único, flexible y abierto que comunicase de una forma no directa con las diferentes estancias, obteniendo una atmósfera que dotase de luz natural y una sensación en perfecta concordancia del espacio.

La pieza principal es la formada por el salón-comedor-cocina como centro y referente espacial. La isla es la rótula que articula la vivienda. El espacio es único, diáfano y luminoso, permitiendo que la sala sea un punto de encuentro donde dialogar, tomar algo o cocinar en familia o con amigos. En la elección de materiales naturales se ha buscado una consonancia, coherencia y armonía. El pavimento es un gres porcelánico efecto madera en una tonalidad clara que provoca una sensación de calidez y dota de unidad, y a su vez es un material funcional. La elección de los colores pastel se hace con el propósito de obtener un efecto relajante y familiar. Para las paredes y la cocina se ha elegido pintura ecológica de blanco para difundir la luz natural hasta la zona menos iluminada del hogar.

Antes de la intervención el piso tenía un ambiente muy oscuro debido a la excesiva compartimentación, por lo que se propuso un espacio único, flexible y abierto

Imágenes cedidas: © Cream Estudio