The White Angel Cala Comte: donde arquitectura y naturaleza se combinan con los servicios de un gran hotel


The White Angel
, marca perteneciente a OD Real Estate con proyectos tanto nacionales como internacionales, no son solo exclusivas residencias llenas de diseño situadas en las mejores ubicaciones. The White Angel es una forma de vivir y de sentir: es una experiencia vital que conecta a sus propietarios con la auténtica energía, vida e identidad del lugar donde se ubican. Lo que diferencia a esta marca inmobiliaria de otras de su tipología es el nuevo concepto de propiedad que ofrecen, en el que se pone en práctica toda la experiencia hotelera de OD Group, holding ibicenco dirigido por Marc Rahola Matutes, donde convergen diferentes divisiones de negocio, entre las que destacan el turismo y la promoción inmobiliaria: “La división hotelera del grupo (OD Hotels) hacía tiempo que trabajaba en la transformación de nuestros hoteles hacia el turismo experiencial, con The White Angel queremos trasladar este mismo concepto al mercado inmobiliario”, destaca el CEO.

Cala Comte, el lugar más deseado de Ibiza 

Aunque OD Real Estate está desarrollando algunos de los conceptos más innovadores dentro del sector residencial prime, su búsqueda de la innovación mantiene como esenciales los valores del lujo tradicional, garantizándolos y protegiéndolos de manera exhaustiva, empezando por la ubicación de sus promociones. Dentro de la afamada y exclusiva Ibiza, hay ubicaciones de la isla que destacan por encima del resto. Entre ellas, se encuentra sin duda la privilegiada y deseada zona de Cala Comte, el enclave natural donde The White Angel ha culminado una de sus más sofisticadas promociones, donde el lujo se vive de forma orgánica y relajada, ofreciendo a sus residentes la posibilidad de disfrutar de un entorno seguro, natural, tranquilo y plenamente evasivo, pero próximo a los puntos más destacados y vibrantes de Ibiza. Las residencias de The White Angel Cala Comte se encuentran a 5 minutos andando de la playa de Cala Comte, cerca de Cala Bassa y de Cala Tarida (entre otras playas), a 10 minutos de San José, a 15 del aeropuerto y 20 de la Ibiza capital.

Arquitectura y diseño

El lujo residencial tradicional que asume The White Angel Cala Comte como cimientos de su trabajo garantiza la mejor ubicación dentro de la mejor zona de la isla, pero también contempla como esencial la calidad –tanto en materiales como en acabados– y el diseño de todas y cada una de sus villas. Diseñadas por Víctor Raholael arquitecto ha creado una edición limitada de 15 viviendas de lujo que combinan las líneas rectas de la arquitectura contemporánea con materiales y acabados propios de la tradición constructiva ibicenca y mediterránea. Las casas se estructuran en varias alturas que definen diferentes espacios, garantizando la separación y privacidad de sus residentes y, al mismo tiempo, ofreciendo diferentes opciones para disfrutar de la propiedad, según el momento o la experiencia que se desee vivir.  

El interior y el exterior de las residencias se confunden y entremezclan, gracias a sus grandes ventanales, diferentes patios, lucernario y terrazas, que conectan la privacidad del interior (con espacios siempre amplios y diáfanos) con la deseada vida al aire libre que todas las personas buscan en Ibiza: aunque sin duda es el jardín central y la amplia piscina el eje de rotación de las casas de esta promoción, desde cualquier punto de cada residencia es posible salir al exterior, incluso disfrutar de una impresionante puesta de sol en la infinity pool que cada una de ellas dispone en el ático-solarium. Las de The White Angel CalaComte son, sin duda, casas cuyo diseño, arquitectura y calidades están únicamente pensadas para propiciar y acompañar un estilo de vida tan sofisticado como orgánico.

La exclusividad es sostenible

“No podemos ofrecer por más tiempo espacios naturales en España si no somos conscientes y capaces de hacer un desarrollo inmobiliario sostenible y respetuoso con el medioambiente, uno de nuestros grandes patrimonios”, expone Jorge Juan Nieto, director general de OD Real Estate. En The White Angel Cala Comte las viviendas causan el mínimo impacto energético posible, para ello se han cuidado los aislamientos térmicos y el tipo de vidrio; para las instalaciones se ha seleccionado un sistema de generación de agua caliente y clima que aproveche las energías renovables. En la construcción se ha buscado reducir al máximo la generación de CO2 y la producción de gases de efecto invernadero, contribuyendo a la contención del calentamiento global. Así mismo, los materiales empleados poseen mínimos riesgos de emisión de gases tóxicos en su fabricación. La promoción, en su conjunto, reduce la demanda de agua y produce el mínimo de aguas residuales que se deben depurar. Al elegir instalaciones más eficientes, el consumo energético será más razonable, con menor necesidad de generación eléctrica. 

GreenTech: combinación de naturaleza y tecnología 

El entorno es tan natural como los materiales nobles empleados en su construcción, pero, en el presente, el desarrollo inmobiliario de alta gama que impulsa The White Angel combina la innovación aplicada a través de las últimas tecnologías con la preservación del medioambiente (o, precisamente, emplear la tecnología para minimizar este impacto). En The White Angel Cala Comte la tecnología no se ve de forma evidente, respetando así la impronta mediterránea de su conjunto arquitectónico, pero está en cada rincón, con el único objetivo de mejorar exponencialmente la experiencia residencial de sus habitantes: instalación de mecanismos GIRA (serie Esprit Playwood), videoportero automático marca GIRA (serie E2 Pure White Glossy), tomas de red RJ45 en salón, cocina y dormitorios; pack de telecomunicaciones (según normativa vigente), infraestructura WIFI, hilo musical tipo SONOS y domótica marca Gira (KNX) en toda la propiedad, son algunas de las implementaciones tecnológicas que aumentan la funcionalidad del conjunto habitacional.

Más allá del lujo: el tiempo 

Es el bien más preciado del mundo, también (o precisamente por ello) es el único que no se puede comprar ni vender. En OD Group conocen bien la evolución del turismo y de los viajeros, sus nuevos gustos, deseos y necesidades, gracias al gran desarrollo y experiencia adquirida con su división hotelera, OD Hotels, que se ha extendido con The White Angel, centrada en los proyectos residenciales vacacionales de lujo dentro de OD Real Estate. Una combinación que ha aportado al grupo ibicenco una completa visión de esta evolución, hasta entender que el inquilino de una casa vacacional desea el mismo tiempo añadido para disfrutarlo como lo hace el huésped de un hotel, quien dispone de una recepción que puede satisfacer y solucionar (casi) cualquier petición o necesidad. “Las personas con un alto poder adquisitivo ya no pasan uno o dos meses seguidos en la misma casa de vacaciones: suelen tener varias, van temporadas más breves y quieren exprimir al máximo el tiempo, sin perder tener que gastarlo en hacer la compra, organizar una cena, alquilar un yate o en conseguir una reserva para un club”, añade Nieto.  

La recepción de The White Angel Cala Comte es como la de un gran hotel, donde los inquilinos pueden acceder a servicios para la vivienda (mantenimiento, limpieza, lavandería, decoración, obras…), compras (sean de alimentación o, por ejemplo, de decoración), servicios para el propietario (paquetería, notificaciones, transfers, asesoría…), deportes y bienestar (personal trainer, fisioterapia…) o de experiencias (entradas a clubes, jornadas en yate, excursiones por la isla). Todo ello desarrollado a través de una empresa propia del grupo, OD Services, que garantiza la atención personalizada y el conocimiento de cada propietario para que el servicio sea aún mejor. 

Imágenes cedidas: © The White Angel