¿Cómo convertir la piscina en la protagonista de nuestro jardín?

TEXTO: Fernando Pozuelo. Fernando Pozuelo Landscaping Collection. www.fernandopozuelo.com @Jardindeautor

Cuando los calurosos meses de verano alcanzan su máximo esplendor, no hay nada mejor que poder mitigar las altas temperaturas con un buen chapuzón. Si no tenemos la suerte de encontrarnos en nuestro periodo de vacaciones y estar junto al mar, la piscina se va a convertir en nuestra mejor aliada. Contar con una piscina privada en nuestro jardín es un privilegio durante estos meses del año.

Más allá de paliar el calor y servir como una opción de ocio para toda la familia, en muchas ocasiones, la piscina se convierte en el centro de atención de nuestro jardín, y sobre el que se disponen y construyen el resto de elementos, incluyendo el propio diseño de nuestra zona verde. Además, el sector de las piscinas nunca deja de evolucionar y de ofrecer novedades a los usuarios, presentando nuevas tendencias cada año y buscando la forma de evolucionar a través de la llegada de nuevos materiales impermeables, sistemas de mantenimiento del agua y otros aspectos que nos ayuden a disminuir el impacto de nuestra piscina en el medio ambiente. 

Tanto si ya contamos con una piscina, o si disponemos de un espacio verde en el que poder instalar una, podemos apostar por otorgarle el principal protagonismo. De esta forma, convertiremos el agua en el eje central de nuestro jardín, en el hilo conductor que nos vaya dirigiendo por el espacio y guiando a través de las diferentes estancias o ambientes.

El primer aspecto que debemos de tener en cuenta es elegir el tipo de piscina para nuestro jardín, en función del tamaño del mismo, del espacio disponible para ella o simplemente de las necesidades o gustos personales del propietario. Una piscina infinita, de hormigón prensado, rústica, minimalista… Las opciones de las que disponemos son muy amplias, lo que nos permite comenzar a marcar el diseño del jardín desde este elemento.

La iluminación es otro de los elementos estrella para dar protagonismo a nuestra piscina, ya que nos ayudará redireccionando el foco de atención hacia ella, y guiando la iluminación del resto del espacio también hacia este elemento. Además, esto nos permite dar una serie de matices en la piscina como, por ejemplo, a través del color utilizado en la misma.

El entorno de la piscina tendrá que continuar la idea del diseño adoptado en nuestra piscina. Incluso la elección de las especies naturales del jardín tiene que ser seleccionada con un sentido, que potencie el estilo y, por supuesto, que vaya acorde con el diseño de nuestra piscina.

Contar con un elemento como lo es una piscina, otorgará un mayor valor a nuestro jardín y a la totalidad de nuestra vivienda, algo a considerar de cara a futuro y una posible venta de la misma.