Conexión con la naturaleza y una experiencia sensorial para el comensal

De la mano de siete importantes firmas vinculadas al mundo del interiorismo y la gastronomía, hacemos un repaso por las últimas tendencias en diseño de restaurantes. Preparen sus paladares para viajar por ambientes cálidos y acogedores, establecimientos con una fuerte apuesta por materiales nobles, rincones con motivos vegetales, restaurantes con una cuidada iluminación y, en definitiva, espacios para disfrutar con los cinco sentidos.

¿Cuál va a ser la percepción del comensal al entrar? ¿Cómo va a ser su recorrido? ¿Qué va a hacer que quiera quedarse más tiempo? Estas son solo algunas de las preguntas que MRGO Arquitectos se plantea a la hora de diseñar la experiencia de usuario en los proyectos que lleva a cabo. Para ello, el estudio utiliza muebles que sean cómodos como sillas tapizadas, butacas o sillas con reposabrazos; crea rincones acogedores o cozy que incorporen vegetación, y diseña elementos propios de mobiliario que, además de prácticos, son decorativos y sirven como elementos sorpresa o puntos de atención. La búsqueda de una experiencia sensorial se ha convertido en los últimos tiempos en el foco de atención de interioristas y expertos en restauración a la hora de concebir nuevos diseños. “Lo plasmamos a través de los materiales, recorridos, iluminación, formas de sentarse, de lo que ven los usuarios, cómo son vistos y lo que van a recordar una vez hayan ido” aseguran desde Madrid in Love.

Todo ello sin olvidar que al proyectar un nuevo restaurante hay que tener en cuenta el concepto gastronómico que va a tener el local para que, a través del diseño, se potencie la experiencia que se quiere transmitir al comensal. “No es lo mismo diseñar un restaurante italiano inspirado en el Mediterráneo que un restaurante asiático canalla, los materiales que se escogen en cada uno de ellos deben de ser coherentes con el ambiente que se quiere crear” apunta la firma Banús Arquitectura. Por su parte, Masquespacio también se suma a esta apuesta por la experiencia: “Ya no es suficiente con tener una buena comida, ahora más que nunca el factor take away nos hace huir de restaurantes donde no hay experiencia. La experiencia a nivel diseño va más allá de lo que es tener un lugar bonito, hay que contar con una historia detrás del proyecto que esté alineada con la filosofía del restaurante, su comida, su comunicación y su servicio”.

Conectando al comensal con la naturaleza

La apuesta por la naturaleza ha venido para quedarse. Masquespacio lo tiene claro: “Si pensamos en tendencias del mercado vemos la evolución del new luxury —uso de dorados, terciopelos…— hacia una línea mucho más conectada con la naturaleza y la sostenibilidad, con líneas suaves y orgánicas. Una tendencia en la que, sin lugar a duda, el barro toma protagonismo junto a tapizados más naturales con colores más neutrales”. El estudio intenta, cada vez más, incorporar esa conexión con materiales más naturales como el terracota o los acabados de paredes tipo estucados. No obstante, la selección de estos materiales está muy determinada por la identidad del restaurante, su ubicación y su presupuesto. “Trabajar materiales con un sello más artesano suele derivar en procesos más largos y, por tanto, ser un poco más costosos”. En el caso de su último encargo en Huesca, el restaurante de comida saludable Pukkel, Masquespacio se ha inclinado por materiales que representan la naturaleza del lugar con el uso de barro, cerámica, estucados, la madera natural y telas de colores más suaves.

Restaurante La Bientirada, diseñado por MRGO Arquitectos.

A esta apuesta por la naturaleza también se une MRGO Arquitectos, quienes en la nueva Bientirada que acaban de inaugurar en la calle Corazón de María, en Madrid, han diseñado una estructura metálica que sale de la planta superior, hace un arco y termina en un botellero que llega a la planta de abajo, desde donde se entra. Esta estructura está rellena con enredaderas y plantas. Cuando el usuario entra, lo primero que ve es una barra de doble altura con este botellero del que surge toda esta vegetación. Por lo inusual de su diseño, al estar hecho a medida y ser algo poco común, llama su atención y transmite una sensación de estar en un sitio diferente, especial. “De esta manera, no solo creamos un momento de sorpresa al llegar, sino que damos continuidad y coherencia al espacio y redireccionamos la atención del cliente a la planta de arriba; convirtiendo un espacio que en el diseño anterior era poco cotizado en un espacio que el cliente ahora quiere descubrir” especifican sus responsables.

En esta misma línea, desde Banús Arquitectura apuntan que “en los últimos años ha habido una tendencia generalizada a utilizar vegetación descolgada como elemento de decoración, revestimientos con azulejos artesanales de colores o con baldosas hidráulicas, elementos de cerrajería o forja, grandes lámparas, etc.”. Uno de sus proyectos más recientes es la cadena de pastelerías francesas Maison Kayser. En el último año han realizado tres locales para la firma: cada uno tiene su propia imagen, pero los tres comparten la combinación de materiales. “Las paredes y techos los hemos revestido de un material tan sencillo como es el yeso visto, que le da una imagen muy raw y austera, a la vez que transmite serenidad y le da un aspecto rústico combinado con una madera de roble barnizada que aporta calidez y confort. El punto sofisticado y elegante lo proporciona el mostrador forrado de mármol de Carrara. Esta combinación de yeso, madera y mármol es la base de cada uno de los locales de Maison Kayser, y cada uno de ellos lleva su iluminación especial con lámparas diseñadas por nosotros y su decoración particular” detallan los encargados del proyecto.

Materiales nobles y cálidos

En cuanto a materiales, “se está viendo mucho revestimiento ecológico de barro. Las texturas y colores de este acabado contribuyen a transmitir calidez y crear espacios cozy” aseguran desde MRGO Arquitectos. A Banús Arquitectura, por su parte, le gusta mucho rescatar los materiales originales que tienen los locales, ladrillo visto, maderas, vigas de hierro, granito, etc. e integrarlos con los nuevos materiales que proponen. “De esa manera, impregnamos el proyecto de la solera original del local. Siempre utilizamos materiales auténticos y nobles, no nos gustan las imitaciones y nos encanta combinar materiales sencillos y austeros con materiales más sofisticados” afirman.

“Sigue siendo una tendencia el mostrar el producto, cocinas vistas, showcookingMateriales cálidos y sencillos como cementos, los adobes o la artesanía”, añaden desde Madrid in Love. En uno de sus últimos encargos, el restaurante Aüakt, el interiorismo se ha concebido siguiendo la filosofía del restaurante: informal, con alma social, y apostando por la belleza de lo imperfecto. “Inspirándonos en el aguacate, un fruto sencillo pero sofisticado, para la decoración del restaurante se han usado materiales casi en bruto, como la madera, el cemento o el cuero, y las paredes se han dejado desnudas generando un exquisito contraste con detalles cerámicos, lámparas de plumas o pieles teñidas. Para reforzar su vocación social, se ha dado especial importancia a las dos barras, de cemento encofrado y pulido, con una dedicada a desayunos y otra a coctelería”.

Hay más conciencia sostenible, atención a la naturaleza, a nuevos materiales reciclados de residuos, así como un aumento del respeto por lo artesanal

Creando ambientes acogedores, como en casa

La firma Burro Canaglia siempre toma como punto de partida el propio local. “Tratamos de aprovechar lo que nos da el mismo espacio en el que ubicamos el restaurante y, a partir de ahí, construimos un ambiente muy ecléctico que da cabida a piezas industriales, otras de tipo sabby chic o, incluso, art decó. Junto a ello, el tratamiento de la luz juega un papel fundamental en nuestros espacios, contribuyendo a crear diferentes ambientes que nos ayudan a potenciar los diferentes momentos de consumo en el local” aseguran desde la cadena de restaurantes de cocina italiana. Su último proyecto ha sido el restaurante Burro Canaglia de Alicante, ubicado en los bajos del palacio Salvetti, en el corazón de la ciudad. “Partimos de un espacio, anteriormente operado por otra enseña de restauración, que nos ofrecía grandes posibilidades. El resultado final fue muy potente, utilizando soluciones que se implementarán en los próximos restaurantes de Burro Canaglia y Hummo. Destacaríamos el uso de la luz y la decoración vegetal”.

Si nos paramos a analizar la filosofía de Sandra Tarruella Interioristas, la firma apuesta por crear ambientes de confort que sean acogedores para que el comensal se sienta como en casa. “Los mármoles y piedras, que ya de por sí siempre van formando parte de los muebles de exterior por sus condiciones, ahora cobran importancia por sus dibujos y colores; también los tejidos técnicos, de fácil lavado. Sin descuidar la madera natural, un material fundamental por su capacidad de aportar calidez y transmitir sensación de hogar, de espacio conocido, familiar”, detallan desde el despacho. Hay más conciencia sostenible, atención a la naturaleza, a la vegetación. Y también a nuevos materiales reciclados de residuos, así como un aumento del respeto por lo artesanal, pero con nuevos diseños de lenguaje esencial. Los locales para Freshperts, diseñados por el estudio, acogen las cinco cocinas del grupo de Sara Serantes y Sergi Zacharias, fundadores de SushiFresh. Freshperts da una vuelta de tuerca al delivery desde Barcelona, la marca engloba cinco variedades de comida a domicilio y, con el nuevo plan de expansión, se han resuelto problemas de visibilidad y comprensión del local para clientes y riders, así como la operativa y la organización, que obviamente repercute en el diseño de los espacios.

“Tanto en la reforma del primer local como en el segundo (Freshperts Europa), se ha buscado que estos nuevos espacios transmitan la esencia y valores de la marca, desde sus formas más emblemáticas hasta sus propuestas más funcionales” aseguran. Ambos espacios reúnen características similares: las distintas cocinas se engloban y se muestran, con una estética acorde al tipo de comida, usando materiales nobles y cuidando de la iluminación, fundamental en un interiorismo de este tipo. Se fomenta también la transparencia en el uso de buena materia prima en las cocinas con la consiguiente intención de que el cliente sea más partícipe del proceso de creación.

Efectos de la pandemia en el diseño

“Aunque parece que poco a poco vamos a mejor y somos optimistas en lo referente al covid-19, no dejamos de tenerlo presente a la hora de diseñar. Ahora mismo estamos dando prioridad a crear espacios saludables, queremos diseñar hostelería segura” detalla Álvaro G. Onieva, uno de los fundadores de MRGO Arquitectos. Esto se traduce en crear espacios amplios, donde haya suficiente distancia entre mesas y un buen sistema de ventilación que facilite la renovación de aire. Por su parte, Sandra Tarruella Interioristas puntualizan que tras la pandemia las terrazas han ganado protagonismo, sacando los salones y comedores al exterior. “La pandemia también ha funcionado como impulso para los sistemas de reparto a domicilio, lo que se ha convertido en una clave más a la hora de diseñar un proyecto” añaden. Los locales deben adaptarse al dinamismo y la versatilidad de esta novedosa opción de consumo en hostelería para ofrecer el mejor servicio tanto para los clientes como para los encargados de la recogida.

Y para acabar, ¿un llamativo y refrescante cóctel?

Si al inicio de este termómetro de tendencias hablábamos de la importancia de la experiencia, no podríamos acabar el reportaje sin degustar un cóctel a través de la vajilla experimental llevada a cabo por El taller de Piñero, firma capitaneada por el artista José Piñero. Fabricante de ideas y elementos que no dejan indiferente a nadie, su capacidad de convertir un plato en una obra de arte le ha llevado a trabajar con los mejores expertos culinarios.

En lo que se refiere al diseño de espacios, en la taberna Rosi La Loca ha creado un reservado VIP bajo la idea de que “la locura no se contagia, se sirve”. Se trata de un lugar colorido, divertido y lleno de vida que cuenta con un techo repleto de motivos florales, una pared revestida con animal print y una divertida cacatúa vigilando este rincón secreto. “No hay un estilo establecido como puede haber ocurrido en otras épocas, sigue predominando la estética retro/vintage mientras que la tematización —especialidad en nuestro taller— va ganando terreno. Generar un punto foto en la era de Instagram es muy importante a la hora de crecer en redes sociales y, por ende, que tu negocio crezca. Hoy en día es la forma más efectiva de mostrar al mundo lo bueno que eres, que sigues más vivo que nunca” sentencia este artesano alicantino. En la mesa de este alocado espacio nunca faltan los cócteles estrella de la casa, con soportes inspirados en Alicia en el país de las maravillas. Por aquí un gato Cheshire, por favor.

Se está viendo mucho revestimiento ecológico de barro, ya que las texturas y colores de este acabado contribuyen a transmitir calidez