Mezcla de maderas y papeles pintados efecto lino

Este proyecto, firmado por la interiorista Alejandra de la Hoz, consiste en la reforma de una vivienda particular cerca de Somosaguas (Madrid). El objetivo principal ha sido conseguir un espacio cálido, por lo que se ha recurrido a maderas y papeles pintados efecto lino que contrastan con el suelo de tarima en tonos grises.

El mobiliario es atemporal pero, al ser una vivienda muy luminosa y con la mayoría de sus paredes en blanco, la interiorista se ha atrevido a dar toques más oscuros en algunos detalles, como es el caso de la mesa de comedor —de chapa de fresno y patas de acero— o las lámparas. El mueble de la televisión se ha diseñado a medida en melamina efecto fresno en base al diseño de la isla que divide la cocina del salón. No se trata solo de un mueble de televisión, sino de una estantería-librería que unifica el comedor con la zona de estar. Para el dormitorio principal se ha optado por el color teja para la ropa de cama y el cabecero, mientras que el tejido elegido ha sido el lino 100% natural para dar ese aspecto desenfadado y fresco que contrasta con los tonos grises del resto de la vivienda.

El objetivo principal ha sido conseguir un espacio cálido, por lo que se ha recurrido a maderas y papeles pintados efecto lino que contrastan con el suelo de tarima en tonos grises.