Casa Mediatriz, un ensayo sobre la estigmatización que experimentan los espacios interiores

Este proyecto, a cargo de meeecarquitectos, surge para reformar una vivienda situada en un sexto piso, dentro de un edificio residencial, de la gran vía de Caravaca de la Cruz, en Murcia. Un espacio oscuro y sombrío con más de 40 años de antigüedad donde la compartimentación espacial y los revestimientos verticales a base de moqueta adherida se mostraban como señas de identidad de una época pasada.

Para los clientes, la mayor barrera estaba en la poca luz que aprovechaba la vivienda y en un par de espacios interiores, situados justo en el centro del conjunto, que veían como una barrera insalvable. Se presentaba también la típica disyuntiva de pareja entre decidir si aislar la cocina o dejarla formando parte del salón/comedor.

Se decidió abordar el encargo, dentro de un pensamiento contemporáneo, ensayando sobre la estigmatización que experimentan los espacios interiores como consecuencia de la historia de la no arquitectura que nos ha tocado vivir. Sin olvidarnos de todos los ingredientes históricos que la arquitectura tradicional brindaba y que, por culpa de las nuevas tecnologías, se han ido dejando a un lado.

Para ello, se eliminó la tabiquería interior, excepto en los núcleos húmedos, y se realizó la compartimentación con el propio mobiliario de almacenaje de la casa. Al salón, ahora diáfano, se le agrega un espacio polivalente que refuerza el uso de la vivienda. Una zona de juegos para los niños, una ampliación del comedor en los días de reuniones con amigos, o una habitación de invitados, permite al nuevo hogar mutar y adaptarse a las necesidades de sus ocupantes en cada momento. La vivienda al servicio de las personas, como no podría ser de otra manera.

Por su parte, la cocina, ahora abierta y aislada al mismo tiempo, satisface las pretensiones de quien la habita y compone la zona de día con una forma de “L” que propicia una regulación térmica natural gracias a la ventilación cruzada, y una vista doble hacia la gran vía de Caravaca y el municipio de Cehegín, a 7 km de su localización y municipio natal de los propietarios.