fbpx
InicioEmpresasEficiencia energética en climatización por técnicas evaporativas con Biocool

Eficiencia energética en climatización por técnicas evaporativas con Biocool

Conseguir el confort ambiental con técnicas de climatización respetuosas con  el medioambiente es uno es uno de los principales objetivos considerados por la arquitectura bioclimática, que aboga por construir espacios habitables y cómodos, apostando por tecnologías eficaces no contaminantes y  promoviendo ante todo la eficiencia energética. En este contexto la climatización tradicional con el sistema de aire acondicionado representa un gasto energético extraordinario, lo que equivale a un enorme coste económico y a millones de toneladas de gases contaminantes.

Explorar por tanto, otras alternativas para enfriar espacios de manera sostenible se hace imprescindible si se elije climatizar de forma responsable y eficiente. Planteamiento que nos retrotrae a los orígenes, a lo natural, a  utilizar conocimientos milenarios de climatización para adaptarlos al S.XXI.

La historia antigua ya describe cómo los egipcios utilizaban grandes vasijas de barro llenas de agua, que aireadas con abanicos de plumas de avestruz enfriaban el aire en los días más calurosos. La porosidad del barro permitía mantener la superficie húmeda, facilitando el proceso de evaporación del agua. Al igual que otras civilizaciones más antiguas aprovecharon el enfriamiento por evaporación de agua en su forma más primaria, cuando las blancas sábanas mojadas se colgaban de las puertas y ventanas para producir una brisa fresca natural. Con sucesivas evoluciones, la bioclimatización evaporativa actual se basa en sistemas de última generación y vanguardia que permiten controlar los parámetros de climatización, y que admiten incluso el control domótico a través de aplicaciones móviles.

La bioclimatización imita el proceso de enfriamiento de la brisa marina, por tanto es una forma natural de bajar la temperatura. Se trata de un sistema que recoge el aire caliente del exterior y lo humedece al pasar por unos filtros empapados en agua natural, enfriándolo hasta 12 ºC menos e impulsándolo al interior del recinto fresco y en forma de suave brisa. Su mantenimiento es sencillo, el coste de inversión  reducido y de fácil instalación. Además de estar especialmente indicado para enfriar grandes espacios como naves industriales, también es adecuado para su instalación en: almacenes, mercados, colegios, pabellones deportivos, etc.

En este sentido, el bioclimatizador Biocool es el ejemplo de tecnología eficaz no contaminante, y presenta múltiples ventajas frente a la climatización tradicional de aire acondicionado. Destaca su reducido consumo energético, que es similar al del ventilador, y se estima que puede llegar a ser hasta un 80% inferior respecto al del aire acondicionado.

Principales Ventajas

  1. Bajo coste de instalación y mínimo consumo eléctrico
  2. Su límite de enfriamiento de hasta 12 ºC menos de temperatura evita los cambios bruscos de temperatura
  3. Permite mantener accesos abiertos sin pérdida de efectividad, lo que favorece la renovación constante del aire, desplazando al exterior humos y malos olores
  4. No emite gases refrigerantes sino agua natural para su funcionamiento, por lo que resulta del todo sostenible y ecológico
  5. Mantiene un nivel adecuado de humedad ambiental, lo que contribuye a incrementar la productividad laboral, generando un entorno fresco y limpio de trabajo
  6. Es un sistema ecológico y natural, que preserva el medioambiente

Más información en www.biocool.info.

artículos relacionados