fbpx
InicioEmpresasFlowerbox propone nuevas formas de tener un jardín

Flowerbox propone nuevas formas de tener un jardín

Los jardines verticales van, poco a poco, conquistando más espacios. Cada vez hay más fans de estos muros vegetales porque humanizan las ciudades: los espacios cobran un nueva vida gracias a introducir un poco de naturaleza. Entre sus beneficios, además de adornar, por ejemplo, aíslan el sonido. Ahora empiezan a aparecer opciones menos costosas, como la de Flowerbox, compuesta por plantas preservadas que no requieren mantenimiento

Los tapices vegetales de Flowerbox se componen de musgo y plantas preservadas y son propiamente de interior. Las plantas y flores preservadas han pasado por un proceso único de estabilización por el cual la savia se sustituye por un producto estabilizante compuesto por glicerina. Así, mantienen todo su frescor y soltura naturales. Por eso, los muros vegetales preservados son igual de naturales que los compuestos por plantas frescas, pero se distinguen de éstos porque cuentan con varias ventajas: no necesitan riego ni luz, no crecen por lo que el volumen se mantiene constante –no hay que podar – y no le afectan las agresiones externas, tales como aire acondicionado, calefacción o humo. En cambio, para su mantenimiento y para asegurar su duración, tienen que estar alejados de la luz directa y sobre todo, no regarlos, ni limpiarlos con agua.

Los murales de Flowerbox se componen siempre de una base de musgo y luego, si se quiere, una composición con volumen y color, en la que se van disponiendo distintas plantas preservadas por encima. Existen multitud de opciones entre las que se encuentran hojas de rosa, salignum, lanuginosa, hiedra, hedera arborea, salal, peppertree, etc., además de flores preservadas como rosas, calas, orquídeas, claveles, hortensias. Estos muros vegetales se hacen a medida y al gusto del cliente, que es quien escoge el diseño.

Más información en www.flowerbox.es

artículos relacionados