fbpx
InicioEmpresasLa guía de la vivienda 'inteligente' llega a España

La guía de la vivienda ‘inteligente’ llega a España

El ‘Código de Prácticas del Proyecto SmartHouse’, que hace referencia a más de 250 normas técnicas, tiene como objetivo ser un texto básico para todos aquellos que participan en el diseño, instalación, mantenimiento y dotación de una vivienda digital. ‘SmartHouse’ es una guía sobre los sistemas domóticos y de comunicaciones que proporcionan al usuario doméstico funciones de seguridad, comunicaciones, entretenimiento, confort, integración ambiental o accesibilidad.

La Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR), la entidad legalmente responsable del desarrollo de las normas técnicas en España, en colaboración con la Asociación Española de Domótica (CEDOM) y la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y Telecomunicaciones de España (FENIE), ha publicado el ‘Código de Prácticas del Proyecto SmartHouse’. Esta guía técnica presenta, por primera vez, un enfoque que engloba todos los sistemas y equipos, interactuando entre sí y conectados a la red.

El Código recoge numerosas recomendaciones a tener en cuenta a la hora de desarrollar la vivienda inteligente. Este documento es un acuerdo de trabajo del Comité Europeo de Normalización Electrotécnica (CENELEC), elaborado con la colaboración de numerosos expertos de empresas, asociaciones y centros de investigación procedentes de 28 países de Europa.

La guía recoge más de 250 normas técnicas internacionales, europeas y otras especificaciones prácticas que permiten aprovechar las ventajas de una arquitectura de sistema coherente y la interoperabilidad entre las aplicaciones y los servicios. El código pretende ser un documento de referencia útil para todos aquellos que participan en el diseño, instalación y mantenimiento de una vivienda inteligente, desde el proveedor de servicios hasta el consumidor. Entre los colectivos a los que va dirigido se encuentran ingenieros, arquitectos o aparejadores, instaladores, fabricantes y proveedores de servicios, entre otros.

SmartHouse busca favorecer el desarrollo de sistemas domóticos y de comunicaciones que proporcionen al usuario doméstico funciones de seguridad y control, comunicaciones, entretenimiento, confort, asistencia sanitaria, sostenibilidad, integración ambiental, eficiencia energética o accesibilidad. La casa inteligente significa que el hogar esté donde quiere cada uno y contactar con los datos de su casa cuando está de viaje; o bien propiciar un trabajo eficiente desde el hogar. ‘SmartHouse’ permite la conexión con el exterior de la vivienda a través de la red de comunicaciones, haciendo posible la vivienda inteligente.

Por ejemplo, permite gestionar la iluminación, climatización, agua caliente sanitaria, alarmas técnicas (de gas o agua) y otros elementos, aprovechando mejor los recursos naturales y utilizando las tarifas horarias de menor coste. Así, se logra reducir la factura energética al tiempo que se gana en confort y seguridad.

Además, la casa inteligente hace posible la comunicación, por primera vez, entre los
distintos electrodomésticos de una vivienda (lavadoras, lavavajillas o secadoras) y controla cuándo comienza y finaliza cada uno. Otras ventajas son la integración de los contadores inteligentes, reposición de alimentos en el frigorífico cuando se acaban a través de pedidos on-line, servicios de tele asistencia y control de enfermedades crónicas o apertura de puertas por reconocimiento de perfiles personales. Estas capacidades, entre otras mejoras, permiten a los usuarios medidas para ahorrar energía, apoyando el cumplimiento de los objetivos de eficiencia establecidos en la legislación.

El ‘Código de Prácticas del Proyecto SmartHouse’ incorpora, además, criterios de confort, diseño universal y accesibilidad.

artículos relacionados